paginas de interes
Galería Manga
Últimos temas
» Miedo Rojo (One-Shot)
Lun Sep 08, 2014 12:45 pm por Haruna-Neko

» Me gustaría saber sobre otros sitios
Mar Jul 15, 2014 6:40 am por Latinjack

» WWW. Beggining 1
Mar Jul 15, 2014 4:41 am por Latinjack

» Hola a todos :)
Jue Jul 10, 2014 3:13 pm por raizo

» pagina de mi manga
Miér Jul 09, 2014 12:58 am por Admin

» Pandemonium Capítulo 52- Locura.
Miér Jun 18, 2014 6:02 pm por chicoanime

» Hola Mucho gusto
Miér Mayo 14, 2014 11:42 pm por Admin

» Pandemonium Capítulo 51- Cuando Todo se Tuerce
Miér Abr 23, 2014 10:10 am por chicoanime

» QUISIERA SABES COMO SUBIR MI HISTORIA
Dom Feb 23, 2014 1:15 am por Admin

Diciembre 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Calendario Calendario


Chain Ghost (Capitulo3) "La Historia de Tsumi"

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Chain Ghost (Capitulo3) "La Historia de Tsumi"

Mensaje por Tundragons el Lun Jul 02, 2012 5:53 pm

Como leerlo
Lo que está en () son los pensamientos de los personajes.
Lo que está entre / y de color rojo, forma en la cual los personajes expresan sus palabras.
Lo que está entre – y de color en cursiva, son las acciones que hacen los personajes.
Lo que esta normal suele ser descripciones de un ambiente o actos alargados.
Lo que esta entre ♪ son las palabras cantadas.

La Historia de Tsumi

Arioc Hollowkaze un muchacho con una vida apagada, se ha involucrado con una fantasma que se hace llamar su “Alma Gemela”, está dispuesta a cambiarle su vida y que sea arrogado al mismo infierno. Una noche oscura para tomar esa decisión encontramos a Arioc con Tsumi platicando.

Tsumi: -con una mirada cruzada- Arioc no lo pienses y acéptame. /Encariñada/ -deja caer su blusa-
(Mente de Arioc): (Hoy 10 de diciembre con un aire oscuro y con una fantasma, mi vida cambiara. Si tiene razón hare todo lo posible por tener a Eris.) –Se apena al verla- (¿Ser útil para algo?)
Arioc: -se levanta- ¡Acepto!, acepto con que me sirvas para revivir a Eris. /Decidido/
Tsumi: -se voltea, coloca su manos en la cintura y se reclina con la mirada hacia atrás- ¡hehe! Sabía que lo harías. /Contenta/ -se acomoda-
Arioc: ¡Pero ya escuchaste mi petición, debes ayudarme con proteger a Eris!
Tsumi: Claro, claro –se quita el pantalón- Ahora debemos comenzar con un rito.
Arioc: ¿Un rito, y para qué?
Tsumi: Así es, anda búscame un cuchillo y algo de pintura o marcadores, simplemente algo que pinte. –Caminan al cuarto-
Arioc: Bueno, intentare conseguirlo, y por favor vístete. ¿Acaso no te avergüenza estar así al frente mío? –Se va a buscar las cosas-
Tsumi: ¡N-no es que quiera estar así!, pero es parte del rito. /Apenada/

Arioc ha ido a buscar los materiales, mientras que Tsumi se ha quedado en el cuarto oscuro preparando el escenario para comenzar el ritual, aparta unas cosas del piso, al mismo instante llega Arioc con los materiales.

Arioc: Aquí lo traigo, no conseguí marcadores, pero si pintura. ¿Y el cuchillo para qué? No pensaras cortarme o algo parecido.
Tsumi: Humm perfecto, comienza con pintar el cuchillo, mientras yo pinto mi cuerpo. Llena el cuchillo con círculos así –se pinta en la barriga tres círculos uno más pequeño que el anterior – y tranquilo que no exactamente sangraras tú. /Amable/
Arioc: Que te parece si me explicas mientras pintamos, en qué consiste exactamente eso de capturar las almas de demás personas. –Se sienta y comienza a pintar el cuchillo-
Tsumi: ¡Esta bien! Sencillamente no sé el numero de almas que se deben recolectar, se lo básico que me han contado en el mundo fantasmagórico. –Mientras pinta su cuerpo parada- A ver para llegar a resucitar a alguien se debe Abrir el “Noveno Circulo del Infierno” ya que es el ultimo, pero no creas que es fácil, porque muchos como tu tienen la misma meta. Puesto a que nos encontramos en el Limbo no se mas de los otros Círculos… Esta idea de revivir a las personas se lo traen los habitantes del infierno, para ellos esto es un espectáculo y según lo que se, han sido pocas las personas que lo han logrado. –se pinta líneas largas en su espalda- que los vivos junto a los muertos se enfrente entre sí, ¡tsk! que idea más ridícula, pero es la única oportunidad que tenemos para revivir.
Arioc: ¿Dices que entraremos al infierno a pelear? /Serio/
Tsumi: No, no, no, los enfrentamientos se darán aquí en el mundo de los vivos y lo de los círculos es algo más espiritual, tanto para ti como para mí.
Arioc: Entonces, ¿Deberemos abrir todos esos círculos? ¿Y cómo capturaremos las almas?
Tsumi: Bueno según lo que se, para el primer círculo debemos capturar diez almas, y eso no es complicado simplemente ay que encerrarlas en algún objeto diminuto, para que sean más fáciles de trasportar.
Arioc: y… ¿tienes alguna idea de a quien quitarle su alma?
Tsumi: Lo mejor sería mantener un perfil bajo, ya que estamos iniciando la recolección. La idea es espiar a las personas y estar seguros que ellos pueden verme, a ellos son los que debemos atacar.
Arioc: No entiendo ¿acaso no soy el único que puede verte?
Tsumi: Por supuesto que no, para esto es el rito, para que puedas ver a los demás fantasmas y saber a quién atacar. Claro que cada circulo será más difícil de abrir que el anterior, y es posible que el numero de almas aumente.
Arioc: Hmm a mí no me importa de quien se trate o como se de la situación, yo me aferrare a mi promesa, todo por revivir a Eris. /Seguro/
Tsumi: ¡Hiehiehiehie me gusta tu entusiasmo! –Termina de pintar- No olvides que primero debes revivirme, además a medida que nos adentremos a abrir los círculos, obtendremos unas curiosas habilidades.
Arioc: Te repito, no me interesa lo complicado que se dé la situación, simplemente no me rendiré /Decidido/
Tsumi: -Lo observa sorprendida y murmura- Vaya que en serio esa muchacha le importa mucho.
Arioc: ¡Listo! Termine con el cuchillo.
Tsumi: Ehmm Algunos han quedado mal, pero creo que con eso bastara, dime ¿Qué hora es?
Arioc: No es mi fuerte pintar /Despectivo/ a ver… son las 11:16 de la noche.
Tsumi: Tenemos que esperar hasta las 12, a esa hora hay mayor posibilidades de que resulte, sostén el cuchillo y esperemos a que se seque la pintura.
Arioc: Esta bien, y que te parece si me cuentas sobre ti. Vamos háblame de tu pasado.
Tsumi: ¿¡Haa…aah!? Eso es algo delicado que no deberías preguntarme. /Desanimada/ –Observa a la ventana- No es fácil recordar todo eso, pero ya que estaremos unidos por mucho tiempo será mejor que sepas porque quiero revivir.

(Escenas de la vida de Tsumi) Narradora: Tsumi Yokubo

Digamos que todo era sencillo cuando tenía 15 años, siempre fui de las excelentes en todo, era muy espontanea y tenía muchas amigas, ayudaba a los profesores en todo y siempre sacaba las mejores notas, y lo mejor es que no tenía que preocuparme por nada. Pero poco a poco fui dándome cuenta de la mentira en la que vivía, todo lo que yo hacía no me correspondía si no era producto de lo que mis padres me hacían ver. Mi familia era muy precavida con lo que los demás hablasen de nosotros, por lo que siempre buscaban dar la mejor presencia, mostrar clase y elegancia era a lo que me veía obliga hacer; mi madre, una mujer ocupada con los negocios y ventas de mi padre, siempre nos recordaba que éramos la familia número uno en todo… Así es, ahora que lo recuerdo mi familia eran como maniquíes obligados a estar siempre bien vistos, si no, no eran mostrados en exhibición, como le paso a mi hermano, el por su parte se opuso a cada palabra que le imponían, el siempre estuvo a gusto de lo que quería y fue la primera persona en marcharse de la familia. Las cosas cambiaron cuando cumplí 16 y conocí a alguien, todo comenzó aquel día.

Ora: ¡¡Tsumi!! Puedes ver la hora, se me hace tarde /Apresurada/
Tsumi: Voy, voy madre espera, un segundo mas –Terminando de arreglarse el cabello-
Ora: Apúrate que a mí no me pagan por esperar –sale de la casa-
(Mente de Tsumi): (Esto de vivir lejos de la ciudad me agota mucho, pero vale la pena por mis estudios) –Se monta en el carro, y descansa en el recorrido- (Nunca me cansare de este hermoso recorrido, su paisaje es perfecto.) –continua el viaje-
Ora: Llegamos, que tengas buen día y no te olvides de llegar temprano –estacionando el carro-
Tsumi: ¡Gracias Madre! –El carro arranca, Tsumi se despide-

Pase toda la mañana en la escuela con las típicas charlas de mis compañeras, hablaban de sus novios y sus citas, las tontas cosas que les regalaban y los absurdos halagos que les decían, por mi parte nunca me deje llevar ante una situación así, el mantener mi rendimiento y mi aspecto de clase refinada eran prioritario. Tranquila pude retirarme de esa tormentosa mañana, al llegar la tarde me dirigía un rato a los museos y parques a recorrerlos, ese día me compre una bufanda por el frio que hacía en la ciudad, solía hacer lo mismo todos los días hasta las 3 de la tarde, después debía dirigirme al trabajo de mi padre, ahí suelo sentarme a esperar por uno de los choferes personales de la familia me lleve a casa, ya que mis padres andaban ocupados en su trabajo.

(Mente de Tsumi): (Vaya que frio ha hecho toda la tarde, por que se estará demorando) –Mientras espera afuera del edificio- (¡Un momento ese es!... si es mi hermano ¿se estará disculpando?) –Su hermano sale por las puertas principales molesto-
Tsumi: ¡Oh! ¡Shuuun! ¡Shuuun! ¡Hola Shun! ¡Shuuun! –Shun sigue de largo-
(Mente de Tsumi): (Porque me ignora, no me escucha. Parecía molesto, que habrá pasado allá adentro) –sopla el viento y se vuela su bufanda-
Tsumi: ¡Oh no! Mi bufanda –Un muchacho atrapa la bufanda-
Fran: Creo que esto es tuyo –La mira y se enamora de su cara tierna-
Tsumi: ¡E-e-eh si! Gracias –se sonroja- /Tímida/
Fran: Me llamo Fran, Fran Mannen ¿puedo saber tu nombre? /Alegre/
Tsumi: Mi nombre es Tsumi Yokubo (¡No me veas así! Esto es raro para mí) /Apenada/
Fran: ¡Eres familia del dueño de esta empresa, que genial! ¡Oye! ¿Te gustaría venir a caminar con mis amigos?
Tsumi: Perdón, ahora no puedo estoy esperando que me lleven a casa.
Fran: Esta bien, te parece si lo planeamos para mañana, te estaré esperando en el parque.
Tsumi: Si me parece bien (¿Qué es esto?) pasare como a las 2 (Esta no soy yo, porque me dejo llevar, acaso, acaso ¿me estoy enamorando?)
Fran: ¡Perfecto, nos vemos entonces! –Se despide y se va con sus amigos-

Ese fue el inicio de todo, cuando conocí a ese muchacho, quede perdidamente enamorada, no entendía como o porque tenía que pasar algo así, pero fue alguien tan amable, simplemente no lo pude dejar pasar. Al rato me salía el chofer y me llevaba a casa.

Tsumi: John sabes porque mi hermano estaba en la empresa –En el carro-
John: Así que lo vio señorita. Bueno su visita no fue del todo agradable, llego ofendiendo al personal y gritando por su padre, su madre trato de calmarlo pero caso omiso le hizo y seguía gritando por su padre.
Tsumi: Tan grave ha sido, yo pensaba que venía a disculparse y volver.
John: ¡Hahaha! Señorita, al contrario su hermano venia a pedir que le trajesen sus pertenencias, les exigió que les llevasen todo a su nuevo apartamento.
Tsumi: Yo trate de saludarle cuando salió, pero me ignoro y siguió de largo.
John: Es mejor que haya pasado así, en ese temperamento quien sabe lo que le hubiera hecho.
Tsumi: Aun así pienso irle a visitar, si está en la ciudad lo buscare, quiero me ayudes con cualquier pista para localizarlo. /Animada/
John: Tranquila señorita, será un trabajo en secreto.
(Mente de Tsumi): (Mañana me encontrare con Fran, no debería emocionarme tanto, pero siento que será algo muy agradable) –Se recuesta a dormir en el asiento-

Y así fue, el día siguiente pase el mejor día de vida, divirtiéndome con Fran y paseando por toda la ciudad, eran momentos felices, cada día se hacía mas y mas emocionante el estar con él, el sentirme enamorada… comenzaba a comprender lo que era amar. Pasaban los días y mis sentimientos se fortalecían, paralelamente tenia discusiones mas seguidas con mis padres, pero solo era porque me veía con mi novio, ya que nunca me aleje de tener un alto promedio; la vida en mi hogar se hizo más turbulenta, la relación con mi padres era cada vez más fría, ya no hablábamos solo discutíamos. Cumplido el año, recibo una propuesta de Fran.

Fran: Vente y vive en la ciudad, aléjate de ellos que te hacen daño.
Tsumi: es una decisión difícil Fran, además no tengo donde quedarme.
Fran: Tranquila conozco esta ciudad como la palma de mi mano, yo te ayudo a conseguir un apartamento… además piénsalo pasaremos mas momentos juntos.
Tsumi: ¡En serio Fran! Muchas gracias, muchas gracias –lo abraza- /Entusiasmada/

Esas palabras me animaron a dejar mi hogar, me aleje de mis padres y ese adiós fue crudo y amargo, ellos no se preocuparon por que me vaya y solo me dejaron ir. Tan pronto llegue a la ciudad Fran cumplió su promesa me ayudo a buscar un hogar, solo fue una semana que me quedaba en su casa, no me podía quedarme con él, porqué vivía con muchas personas; el apartamento fue suficiente para mí y me adapte rápido a la vida en la ciudad, hubo un día en el que pude visitar a mi hermano, pero esa visita fue corta porque ya no tenia de que hablar con él.

Con el pasar del tiempo empecé a darme cuenta de quien verdaderamente era Fran, alguien cruel que me manipulaba a encantos y palabras o no lo sé, pero cambio, fue un cambio grave. Empezó a llevarme a reuniones donde me dejaba a un lado y después aparecía con demás muchachas, se me acercaba dando elogios, todo lleno de mentiras; en otras ocasiones me ofendía desvergonzadamente, me humillaba y se iba a lejos por días. Yo no podía dar vuelta a tras y tampoco quería alejarme de él, era la única persona que logro enamorarme, era difícil, sus graves fallas me arrastraban mas a él; solía pensar que solo era una etapa, que todo volvería a como antes, pero no fue así, mi sentimientos por el eran fuertes ya que era la única persona en quien pude confiarle mis afectos y eso me hacía más vulnerable a los comentarios de las personas.

Estaba destrozada, no le decía nada de nuestra relación hasta el día que cumplí 17, ese día lo pase sola y me permitió pensar y armarme de valor para todo en la vida, lo enfrente y le deje hundido en humillaciones como él me lo había hecho, pensando que me sentiría mejor haciéndolo, decirle todos sus errores y sus bruscas acciones que me lastimaban, pero él era muy popular entre la gente de mi edad y el rumor no tardo en difundirse por todas partes, tanto así que sus acompañantes me denigraban y me hacían ver como una salvaje y agresiva persona, me calificaban como la villana de la relación, había ocasiones en las que no quería salir del apartamento, yo no aguantaba ese tormento.

Cuando decidí ignorar todo lo que me hacían fue que pude concentrarme en mis estudios, logre debatir con un profesor y demostrar mi alto nivel, de nuevo me sentía bien ya que me aplaudieron y aceptaron. Paso la semana y resulto ser que nada había cambiado, incluso el problema aumento hasta hacerme llegar a mi límite, escapándome a llorar. Ese día me quede andando por la ciudad hasta tarde, sola y deprimida, era la vigía de las gotas que caían en la ciudad.

(Mente de Tsumi): (Todo está muy oscuro, tal vez ya es hora que me vaya a mi casa) –cruzando la calle en plena lluvia-
Tsumi: -Suena la bocina de un carro y la luz la ilumina- ¿Qué quiere? Ese es el profesor de… – Carro acelera y la intenta arrollar- ¿Qué le pasa? (¡¡me va a matar!!) –Correr y el carro le roza su espalda, cayendo en la vereda- ¡Ah ah hah hah! (¿por qué?) /Asustada/
(Mente de Tsumi): (¡Ya basta! A que se debe tanto odio.) –Corre por las calles- (¡porque son todos! Porque deben odiarme) – entrando en el edificio- (Me ven como un veneno, que logran con apartarme.) –Se tira en el ascensor- (¡no lo entiendo, no lo entiendooo!)

Entre a mi hogar y mi destino ya estaba escrito, no me quedaba hacer nada solo dejarme llevar por la desesperante vida, ser arrastrada a mi muerte esa noche.

Tsumi: No hay motivo para querer a alguien que te hiere –Entra a su habitación- Aun no puedo sacarlo de mi cabeza –se asoma por la ventana- por su culpa la gente me odia o no… es la humanidad que está dañada –extiende su brazo- El cielo deja caer sus lagrimas /desanimada/ –escucha unos ruidos en la habitación- ¡¿Qué fue eso?! –Se le acerca una figura oscura- ¡¡Aléjate!! –Le pega con sus manos-
Figura oscura: huphmmm… -sujeta ambas manos-
Tsumi: ¡Suéltame! ¡Suéltame! –Es arrimada hasta la ventana- ¿Qué intentas? ¡Noooo! ¡Noooo! /Sorprendida/ ¡Déjame! (¡Mentira, esto es mentira!) –Le intenta patear y suena un relámpago- (¿Una máscara?) –Es arrojada por la ventana- (Me aleje de vida sencilla y así me toca asumir las consecuencias.) –su cuello se enreda con unos cables- ¡hahphhh hiuhhgg! –Ahorcada, su cadáver se mece de un extremo a otro, con la figura obscura observándola desde la venta-

Así fue mi trágico final, fui asesinada sin ningún motivo o razón aparente, solamente me arrogaron por la ventana y terminaron con mi angustiosa vida.

(Fin de la Escenas)


Tsumi: Ya conoces mi muerte, debes entender que quiero revivir para cobrar venganza.
Arioc: Disculpa por haberte hecho recordar algo tan horrible.
Tsumi: No, me parece bien no olvidarlo, porque es mi razón de revivir. Estoy muy segura del que me asesino era Fran, ese desquiciado tuvo sus declives después que deje de ser su novia.
Arioc: ¿Crees que aun siga vivo? ¿Cuánto tiempo llevas de muerta?
Tsumi: Absolutamente lo está, solo han sido tres años de mi muerte. Yo misma ensuciare mis manos con su sangre /Decidida/… y bien ¿ya son las 12?
Arioc: faltan dos minutos.
Tsumi: Muy bien, vamos a acomodarnos, hay que ponernos cerca del brillo de la luna –caminan hasta la venta- échate aquí –Arioc se recuesta en el piso- dame el reloj –lo coloca en un mesón- ahora me sentare sobre tu pecho –se queda observando el reloj- ¡Ya es hora! Apuñálame con el cuchillo.
Arioc: ¿Pero qué? –Con sus dos manos sujetando el cuchillo, apuñala en el abdomen a Tsumi- (Todo esto es extraño, esta sangrando)
Tsumi: Mira fijamente a mis ojos, cuando los cierre no dejes de verlos.
Arioc: ¿P-porque sangras? –La observa- /sorprendido/
Tsumi: para eso es la pintura, para que el cuchillo tenga conexión conmigo y me hiera. Ahora no preguntes nada solo concéntrate en mi mirada. /apresurada/ -cierra sus ojos-

Entre los ojos de Arioc y los de Tsumi se crea una especie de luz azul por el brillo de la Luna, todos los círculos pintados en el cuerpo de Tsumi empezaron a brillar, Arioc se sorprendía por el fenómeno ocurrente. La sangre que brotaba se hacía de un morado intenso que empezaba a levitar siendo atraída por la luz azul y se desvanecía al entrar en contacto con la luz, la luminosidad aumentaba entre ellos dos.

Tsumi: -Se levanta y su herida se sella- Arioc cierra los ojos –Tsumi abre sus ojos simultáneamente a Arioc cerrándolos- Salió bien, ahora descansa. -Arioc se desmaya-

(30 minutos después)

Arioc se despierta confundido en su cama, el color de sus ojos ha cambiado a un color grisáceo con morado, observa su alrededor y se levanta a buscar a Tsumi, que se encontraba afuera en la sala oscura sentada con la mirada fija.

Arioc: ¡Tsumi! ¿Qué ha ocurrido? /Agitado/
Tsumi: Oh Arioc ya despertaste, no dormiste nada.
Arioc: Explícame que paso, dio resultado el rito.
Tsumi: ¡Sí! Intenta tocarme –Arioc le toca el brazo- Ahora notas que no me atraviesas, eso es parte del rito, antes solo podías tocarme por unos segundos.
Arioc: Aun estando muerta, como fantasma sigues sangrando.
Tsumi: ¡Hey! aun sigo siendo otra forma de vida o semi-vida… y agrádesele a mi sangre, porque por ella podrás ver y observar a los demás residentes del mundo fantasma –Se levanta- Yo te trasferí mi sangre por medio de la vista –Camina de un lado a otro- Yo cambie el color de tus ojos –Señala a Arioc- Yo soy tu donadora, Arioc /Vanidosa/
Arioc: Ya va, enserio los cambiaste –observa su reflejo en la pantalla del televisor- ¿y el color del cabello también? /Asombrado/
Tsumi: No exactamente, eso sí que es raro, me imagino que eso debe ser por la energía negativa o positiva.
Arioc: Vaya, el color gris se me ve extraño. Ya podemos enfrentarnos a otros fantasmas, porque no comenzamos. Vayamos a la casa de Eris, quiero ver si consigo una pista de su asesino.
Tsumi: Cálmate, es muy de noche y no sabes qué clase de locos estén afuera.
Arioc: No importa, mientras más rápido recolectemos las almas, mas pronto las podre revivir. –Suena el timbre- ¿El timbre? ¿Quien puede ser a estas horas? –Se dirige a la puerta- ¿Quién es?
Voz: ♪Es la pizza que ordeno, ábrame la puerta rápido señor♪
(Mente de Tsumi): (Esto no se ve bien) –agarra a Arioc por la mano-
Arioc: Tranquila, debe ser un error. –Le habla al de la puerta- Debe estar equivocado, no he ordenado ninguna pizza.
Voz: ¿A no? disculpe, cierto que esto es parte de la recepción. /Amable/
Arioc: No, Gracias. Necesito descansar, por favor vallase. /Serio/ -se aparta de la puerta-
Voz del Asesino: ¡Heuhmm!... que descortés de su parte, que pena por usted, aquí quien decide soy yo –la puerta se empieza a derretir- Por supuesto que es mentira lo de la pizza, pero eso es lo de menos ¡hahahaha! /entusiasmado/ -entra al apartamento-
Arioc: -Se voltea- ¡¿Pero qué diablos?! –El Asesino observa todo el apartamento-
Asesino: ¡Arioc Hollowkaze! estudiante del último año en la escuela Ryuga ¿Estoy en lo cierto? –observa a Tsumi y le sonríe-
(Mente de Arioc): (¿Cómo me conoce? Y está observando a… ¿¡Tsumi!?)
Tsumi: ¡Arioc ten cuidado, este tipo me puede ver, también tiene un fantasma!
Arioc: (Es un oponente ¡Perfecto!) –Tsumi y Arioc dan unos pasos atrás- ¿vienes por nuestras almas? –Agarra un cuchillo del comedor-
Asesino: Cálmate crio, déjame presentarme ¡hahahaha! -Da unos pasos- Me llamo Borne Relock y soy un cazador de las “Llamas Verdes”… y estas en lo cierto vengo por sus almas. –sonríe-
Arioc: ¡¡Maldito, intentaaaalooo si pueeedeeees!! –Corre con el cuchillo a atacarlo y se le aparece una mujer tétrica pateándole en la barriga-
Borne: Y… ella es Alectra Kena, mi fantasma.
Alectra: No es necesario que me presentes, ya saben que van a morir. /seria/ -con una mirada penetrante y todo su cabello despeinado-
Borne: ¡¡Hoho, deben saber nuestros nombres y hacerlos relucir en el infierno, como sus cazadores!! /Simpático/
Tsumi: ¡Enfréntate a mí! –Corre con furia hacia Alectra- ¡Aaaaaaaah! –Alectra esquiva su golpe dando se vuelta y la agarra por los cabellos- ¡haa-aah suéltame! /Dolida/
Alectra: -Le jala por los cabellos a Tsumi, alcanzando a reprenderla con los manos hacia atrás y una navaja en su cuello- ¡Quédate quieta! /Desquiciada/ -Con su mirada salvaje-
Borne: ¡Hahahahaha! Ustedes me divierten ¡hahahaha! –Saca su katana- ¿¡estás listo… -Señala con su katana a Arioc que está tirado en el piso- …Para Morir!? /Emocionado/
(Mente de Arioc): (¡¡Tsumi!!) /Preocupado/ (Que puedo hacer ahora, esto no se puede terminar aquí. Tengo que planear algo rápido.) /Angustiado/ -Con una cara de desafío-


Personajes que aparecen.

Borne Relock es el asesino del director de la escuela de Arioc, es el que irrumpió en la casa de Eris y mato a su madre con todo el personal que estaba en ese momento. Suele comportarse de forma enfermiza y siempre lleva consigo su Katana, el color de su cabello es negro con verde en ciertas partes, de ojos verdes, piel blanca y una estatura un poco más alta que la de Arioc.
Alectra Kena la “Alma Gemela” de Borne, algo salvaje en su estilo de combate, es la que le causo graves heridas a la Secretaria Hanazuki y a Kami; su presencia suele ser terrorífica, como se le apareció de la nada a Kami. Es una mujer de mediana estatura con el cabello despeinado y de un color oscuro intenso al igual que sus ojos, tiene una piel pálida con un tono semi-azulado y manchada de sucio.

... Fin del Capitulo 3
Próximo capitulo -----> "Convergencia" pirat
avatar
Tundragons
Infante
Infante

Masculino Mensajes : 16
Fecha de inscripción : 12/05/2012
Edad : 23
Localización : Venezuela

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.