paginas de interes
Galería Manga
Últimos temas
» Miedo Rojo (One-Shot)
Lun Sep 08, 2014 12:45 pm por Haruna-Neko

» Me gustaría saber sobre otros sitios
Mar Jul 15, 2014 6:40 am por Latinjack

» WWW. Beggining 1
Mar Jul 15, 2014 4:41 am por Latinjack

» Hola a todos :)
Jue Jul 10, 2014 3:13 pm por raizo

» pagina de mi manga
Miér Jul 09, 2014 12:58 am por Admin

» Pandemonium Capítulo 52- Locura.
Miér Jun 18, 2014 6:02 pm por chicoanime

» Hola Mucho gusto
Miér Mayo 14, 2014 11:42 pm por Admin

» Pandemonium Capítulo 51- Cuando Todo se Tuerce
Miér Abr 23, 2014 10:10 am por chicoanime

» QUISIERA SABES COMO SUBIR MI HISTORIA
Dom Feb 23, 2014 1:15 am por Admin

Septiembre 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930 

Calendario Calendario


EC TISIA - Capítulo 2: YEEEL (Lejos)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

EC TISIA - Capítulo 2: YEEEL (Lejos)

Mensaje por SanctusDeiRequiem el Sáb Jun 29, 2013 8:38 am

Viajar con Eye fue la mejor decisión que podría haber tomado, pero los primeros días fueron horribles para ambas. Teníamos que parar de pueblo en pueblo para pedir comida y agua, y aunque lo pasábamos bien juntas, siempre discutíamos a causa de nuestras diferentes raíces.
Pasaron varios días hasta que llegamos a Saash Garlden, una ciudad que había quedado al margen de la guerra. Eye me había dicho que una amiga suya vivía ahí, y que seguramente podríamos pasar la noche en su casa. A decir verdad, me alegró oír eso.

Saash Garlden.
El nombre de esta ciudad se traduce
como “ciudad de los dioses”. Sus habitantes
llamaron la ciudad así porque según cuenta una
historia, una vez pasó por el pueblo un Dios que
llevaba la prosperidad consigo.

Las calles de la ciudad eran estrechas, y la gente pasaba por ellas formando insoportables aglomeraciones. Eye siguió caminando hasta dar con la casa de esa amiga suya. Abrió la puerta de madera y entró sin dudar. Al oír el ruido de la puerta, Happiness, que así se llamaba la chica, corrió hacia el recibidor. Al ver a Eye su rostro se iluminó.
– ¡Eye! ¡Por todos los dioses! ¡Sigues viva! – gritó ella.
– Sí, ya ves que sí – respondió Eye entre risas. – Me alegro de verte, Happiness.
Eye me hizo una señal para que entrase en la casa y me presentó:
– Happiness, quiero presentarte a... esta jovencita. También es de Lelentas, al igual que tú.
En aquel momento me quedé de piedra: había encontrado a otra lelentina lejos de nuestra ciudad natal. Me acerqué más a ella y le pregunté:
– ¿De verdad eres de Lelentas? ¿Qué haces aquí?
– Yo nací en Lelentas, pero fui desterrada por estar en contra de la guerra y de la ley – respondió Happiness. – Llevo viviendo en Saash Garlden unos dos años, y a decir verdad en todo este tiempo no he tenido que preocuparme por la guerra. Aquí la gente vive sin problemas.
Miré detalladamente a esa chica. Aunque aseguraba ser de Lelentas, no tenía la típica apariencia lelentina: era muy pequeña, su piel era morena y sus ojos negros, pero su pelo era de un tono naranja apagado. Sin embargo, al fijarme, no tardé en ver que se había teñido el pelo, tal vez para pasar desapercibida si los soldados de Lelentas pasaban por la ciudad.
Happiness nos invitó a entrar. Nos dio agua y comida y nos dejó pasar la noche en su casa.
Esa misma noche oímos a la gente de la ciudad andar en filas por las calles, cantando una canción en Pastalie, que era el dialecto de Hymmnos que se hablaba en Lelentas.  Eso me sorprendió bastante, pero cuando pregunté a Happiness por el asunto, me dio una respuesta muy convincente:
– Esta canción se llama METHOD_METAFALICA. Cada noche, la gente que lo desea camina por la ciudad cantando esta canción.
– ¿Y por qué cantan en Pastalie? – pregunté yo.
– ¿De verdad creías que el Pastalie tan solo se hablaba en Lelentas?
Me sentí algo estúpida al oír eso. Happiness sonrió y puso su mano sobre mi hombro.
– Eres una sin nombre, ¿verdad? – preguntó.
– Sí, la verdad es que sí...
– Bien, entonces voy a hacer aquello que se me da tan bien: romper las leyes de Lelentas. Vamos a buscarte un nombre.
Eye dejó de mirar el desfile y nos miró con una expresión que no iba asociada a ningún sentimiento en particular. No le hice demasiado caso, pues en aquel momento solo me importaba saber cuál sería el nombre que Happiness me daría.
– Infancia... – susurró. – ¡Ya está!, Tu nombre será Childhood. ¿Qué te parece tu nuevo nombre, Childhood?
– Raro – respondí yo.
– ¡No digas eso! ¡Es genial! – La hiperactiva felicidad de Happiness me puso realmente nerviosa. Entendí entonces por que le dieron ese nombre.
Eye sonrió y volvió a centrar su atención en la canción de los habitantes de Saash Garlden. Las voces sonaban más cercanas, con lo cual me resultó más fácil entender lo que esa gente cantaba:

y.y. eh tyuss vl omness sev x. rre yor s.l.y. namfan mea/.
s.l.y. yor sev x. rre yorr g.v.w.  en x.y.n. ag a.u.k. zess x.y.n. mea/.
wEwYEjEnc yor en mYEtYAyEy hymmnos ut eje/.
xE rre govan en wefa sarla fEwErEn du dje/.
wEwYejLYEnc syalea en zz kvvia/.
hEkEtEt merfa tie yor en hYAmLYAmr Metafalica/.


Traducción:
“Estoy siendo curado por la amable mirada de tus ojos.
Cuando te veo causando dolor y luchando, me siento como si me estuviese dañando a mí mismo.
Cuando nos conocimos, creé una canción en mi corazón,
y su alegre y cálida melodía empezó a expandirse dentro de mí.
No me arrepiento de haberte conocido.
Por la bendición de este instante, y para agradecértelo, cantaré la Metafalica.”

Happiness me explicó que la Metafalica era un canto que la gente de Saash Garlden creó para proteger a los pueblos que se habían visto afectados por la guerra. Aunque ellos se habían quedado al margen de la lucha, rezaban por el bien de la gente que sufría.
– Todos pertenecemos a un mismo mundo – decía Happiness. – No es justo que un pueblo cause tanto daño solo por conseguir poder. Ojalá encontréis pronto el ieeya Implanta.
– ¿Crees que puede ser real? – Pregunté yo.
– ¿Por qué no? – Respondió Happiness – Solo lo sabréis si seguís metiendo vuestro empeño en encontrarlo.


Al salir el Sol, Eye y yo abandonamos Saash Garlden. Happiness se despidió de nosotras y nos deseó suerte en nuestro viaje, pues el destino de Lelentas y Utau Oka podría depender de nosotras.
No nos habíamos alejado mucho cuando vimos algo que no era del todo normal: unos soldados de Lelentas estaban huyendo de algo o alguien. El caso es que corrían como si les hubiese ido la vida en ello, con ojos como platos y las mejillas rojas a causa del cansancio y la falta de aire. No tardamos en descubrir la causa del alboroto: oímos una explosión que no parecía demasiado lejana. La curiosidad de Eye la obligó a correr hacia el punto en el que se había producido la explosión. Yo no tuve más remedio que seguirla.
Al llegar, encontramos a otro soldado recogiendo unas armas que había esparcidas por el suelo. Aquel hombre, que parecía más viejo que los demás soldados, nos miró sin cambiar su rostro hierático. Eye se puso delante de mí para protegerme, pero el hombre simplemente sonrió y dijo:
– No os preocupéis, no voy a haceros daño. No soy un soldado.
Eye bajó la guardia y preguntó:
– ¿Se puede saber que ha pasado aquí?
– He creado una explosión para ahuyentar a los demás soldados. No paraban de estorbarnos, así que decidí gastarles una pequeña broma.
– ¿Quién eres tú? – pregunté.
– Mi nombre es Blossom DeLumière – respondió. – Antes era un soldado de la ciudad de Lelentas, pero no me gustaba la idea de tener que atacar el pueblo de Utau Oka, así que decidí quitarme a los demás soldados de encima usando trucos como este.
– Antes has dicho “estorbarnos”. No estás solo, ¿verdad? – dijo Eye.
– No, no lo estoy.
El hombre se llevó dos dedos a los labios y silbó. No habían pasado ni siquiera dos segundos cuando un chico, aparentemente de Utau Oka, apareció detrás de nosotras, caminando hacia Blossom.
– Este es Loss DeRoche – dijo el viejo. – Logró escapar de los soldados de Utau Oka, gracias a mí. ¿No es eso cierto?
– Si tú lo dices... – respondió sin mostrar mucho entusiasmo.
– ¿Cuál es vuestro objetivo? – pregunté.
– Queremos alejarnos de Lelentas y de Utau Oka; queremos empezar una nueva vida lejos de este lugar – respondió Blossom.

Un par de descripciones.
Blossom DeLumière:
Era un ex-soldado lelentino de 78 años. Sin embargo,
aparentaba tener veinte años menos. Era un gran experto
en circuitos eléctricos y materiales explosivos, y no dudaba
en usar su don para alejar a los demás soldados con
el fin de conseguir su propósito: abandonar esta tierra.

Loss DeRoche:
Un chico de pocas palabras. Al igual que
Eye tenía 17 años. Era muy alto y delgado,
pálido, rubio con ojos castaños y una mirada vacía.
Estuvo a punto de ser capturado por los soldados
lelentinos, pero fue salvado por uno de los trucos de
Blossom. Desde ese momento, ambos viajan juntos
con el objetivo de irse para no volver.

– ¿Quiénes sois y qué estáis haciendo aquí? – preguntó Blossom.
– Mi nombre es Eye, y ella es Childhood. Viajamos buscando el ieeya Implanta.
– ¿Te refieres al árbol de los deseos? ¿Aquel que solo aparece en los mitos? ¿Qué tipo de broma es esta?
– ¡No es ninguna broma! – respondí yo. – Si realmente existe, el ieeya Implanta nos salvará a todos. No perdemos nada por intentarlo.
– Ya veo. Suerte con vuestra búsqueda. Que Rhaplanca os ayude.
Y dicho esto, Blossom dio media vuelta y se marchó. Loss miró a Eye por un segundo y entonces siguió a su compañero.

Más leyendas.
Rhaplanca es la diosa de Lelentas.
Se convirtió en diosa al cambiar su destino de
convertirse en el sacrificio para un Dios.

Envied... – susurró Eye. – No entiendo como la gente puede rendirse con tanta facilidad.

Un insulto en Hymmnos.
Envied = idiota.

Eye y yo seguimos nuestro camino, ignorando que esa no sería la última vez que nos encontraríamos con esos personajes.
avatar
SanctusDeiRequiem
Bestia Mitica
Bestia Mitica

Escritor
Femenino Mensajes : 154
Fecha de inscripción : 10/08/2012
Edad : 19
Localización : Lleida, Cataluña, España, Europa, MUNDO!!

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: EC TISIA - Capítulo 2: YEEEL (Lejos)

Mensaje por Ashito el Lun Jul 01, 2013 12:45 pm

Childhood... Pues sí que es un poco raro el nombre xD. Tienes mucha imaginación para inventarte toda esa mitología y eso... Eres como Tolkien O.o ! Very Happy Very Happy Very Happy
avatar
Ashito
Heraldo de la Muerte
Heraldo de la Muerte

Escritor
Masculino Mensajes : 505
Fecha de inscripción : 19/04/2012
Edad : 19
Localización : Cataluña, Catalunya, España

Ver perfil de usuario http://www.animecatft.es.tl

Volver arriba Ir abajo

Re: EC TISIA - Capítulo 2: YEEEL (Lejos)

Mensaje por SanctusDeiRequiem el Miér Jul 03, 2013 8:02 am

digamos que la mitología esta del hymmnos no la he creado yo... ya existe :/ aun así me voy con la alegría de haber sido comparada con tolkien, jojojo! :'D
avatar
SanctusDeiRequiem
Bestia Mitica
Bestia Mitica

Escritor
Femenino Mensajes : 154
Fecha de inscripción : 10/08/2012
Edad : 19
Localización : Lleida, Cataluña, España, Europa, MUNDO!!

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: EC TISIA - Capítulo 2: YEEEL (Lejos)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.