paginas de interes
Galería Manga
Últimos temas
» Miedo Rojo (One-Shot)
Lun Sep 08, 2014 12:45 pm por Haruna-Neko

» Me gustaría saber sobre otros sitios
Mar Jul 15, 2014 6:40 am por Latinjack

» WWW. Beggining 1
Mar Jul 15, 2014 4:41 am por Latinjack

» Hola a todos :)
Jue Jul 10, 2014 3:13 pm por raizo

» pagina de mi manga
Miér Jul 09, 2014 12:58 am por Admin

» Pandemonium Capítulo 52- Locura.
Miér Jun 18, 2014 6:02 pm por chicoanime

» Hola Mucho gusto
Miér Mayo 14, 2014 11:42 pm por Admin

» Pandemonium Capítulo 51- Cuando Todo se Tuerce
Miér Abr 23, 2014 10:10 am por chicoanime

» QUISIERA SABES COMO SUBIR MI HISTORIA
Dom Feb 23, 2014 1:15 am por Admin

Octubre 2018
LunMarMiérJueVieSábDom
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031    

Calendario Calendario


El Diario de Al Lira

Ir abajo

El Diario de Al Lira

Mensaje por AL LIRA SAMA el Lun Jun 18, 2012 2:02 am

Capitulo 1, Saldando Cuentas


22 de abril de 2009: Durante este tiempo me había inscrito, nuevamente, a la facultad; era ya para por fin saldar las cuentas, en el sentido de que tenía que obtener el título que no había tramitado desde hace ya tiempo. Me tope con la circunstancia de que tenía que hacer el servicio social. En este día en particular, vine a ratificar mis datos. Me atendió una muchacha de aproximadamente 24 años con una blusa roja y pantalón de mezclilla azul. Me proporcionó una hoja donde venían cientos de nombres con su matricula respectiva: eran de noveno semestre.

Yo debía revisar si mi nombre y carrera fueran las correctas…..todo bien…..firme e inmediatamente me dirigí a mi respectiva aula rotulada como la 32. Estaba junto a la biblioteca……..era una aula miserable….en realidad ni siquiera era aula…..era un pequeño cuarto en donde se guardaban los trofeos deportivo, pero la dirección había decidido configurarla en un aula por la escases de lugares, más puntualmente, por la excesiva cantidad de alumnos de la carrera de Relaciones Internacionales, y como los alumnos de políticas éramos una súper minoría….simplemente se nos relego, como era costumbre.

Decidí probar suertes y el aula estaba abierta, pero no había nadie. Me senté por un momento para refrescarme; al no vislumbrar a mis compañeros y al profesor, supuse que, como era costumbre, no tendríamos clases, cuando menos no en esta hora del profesor Mario Guillen. Así que me dirigí al otro salón en donde teníamos la clase de metodología.

Se encontraba el profesor y al ver que nadie venía de nuestros compañeros, comencé a sentirme un poco incomodo…..esos momentos en donde sabes que el profesor intentará sacar platica contigo, sobre temas aleatorios, sin interés o alguna otra banalidad……pero nunca supuse lo que venía.

Comenzó argumentando sobre un club de foráneos, integrado principalmente por gente de Tamaulipas……me miró fijamente con cara de que iba a revelar algo sorprendente

Prof. --- Sabías que ese club, obtiene las becas, viajes y otros tipos de privilegios---
Yo --- No, aunque sí he escuchado acerca de clubs o asociaciones de estudiantes foráneos, sobre todo en el tec---- lo dije, con un acento de sorpresa
Prof. --- bueno, al club al que me refiero, tienen una casa….y es financiada por el gobernador de Tamaulipas, ahí se reúnen.

En ese momento, me imagine al gobernador de Tamaulipas, aunque no estaba muy seguro, creo que era el gobernador Yarrignton o algo así….mientras les daba una especie de llave a unos estudiantes, eran simples imagines que me brotaban como fuente en mis pensamientos.

Yo --- Vaya ahora explico varias de mis sospechas…. ¿Qué intenciones tendrán?
Prof. ---- Eso sí no sabría decirte, pero eso es lo que he escuchado y sabido.

Me quede entre asombrado e indignado, pero no quería darla vueltas más al asunto….creo que había sido perfectamente claro que era todo lo que sabía el profesor hasta el momento. De aquí en adelante platicamos acerca de lo de siempre; sobre la vida, trabajo, etc. Para aquel entonces, yo ya trabajaba como profesor de preparatoria, y no faltaron algunos consejos prácticos acerca de este oficio…… solo se limito a decir, que era muy importante obtener las prestaciones.

Bien, hasta el momento, no había llegado ninguno de mis compañeros, así que el profesor canceló, como era costumbre, la clase…….se preguntarán que les pasaba a mis compañeros, ya que esto se repitió durante todo el noveno semestre.

Modo flash back

Imaginemos el escenario primero, estamos en el tiempo de las campañas electorales en el Estado de Nuevo León; se postula por el partido revolucionario institucional PRI, Rodrigo Medina; por otro lado, en el partido acción nacional PAN, Elizondo Canales. Como se imaginarán, yo estaba en la carrera de ciencia política, el último semestre para terminar la carrera.

En febrero de este mismo año, me inscribí para por fin saldar cuentas, y obtener mi título profesional; cuando llegue por primera vez a clases…..antes que nada, la infraestructura de la facultad había mejorado, por ejemplo, tenía azulejo en todos los caminos, y yo lo recordaba como un simple piso de cemento pulido. Había mesas tipo de cafetería, pero de madera maciza, en la plaza que se formaba en el centro, pues la facultad está formada por un conjunto de edificios que dan la típica forma de “U”. Una gran cantidad de alumnos estaban ahí con sus lap tops; el ambiente que se respiraba………bueno no podía ser menos de la facultad más famosa por sus alumnos megalomaniacos. La verdad, nunca me sentí cómodo en esa facultad cuando cursaba la carrera antes de salirme, así que me la pasaba en Artes Visuales o en la facultad de Música, pero eso era debido a que en aquel entonces, tenía conocidos en Visuales o en Música….pero en febrero del 2009, ya no era el caso.

No encontraba el salón que me correspondía en clase, así que fui con el prefecto…..lo reconocí en un instante….moreno, delgado, simpático, pelo negro, pero sobre todo, él era amigo de Arlem, una ex compañera que tendremos oportunidad de comentar en algún otro capítulo.

Llegando a clases, obviamente nadie me reconoció…era simplemente la leyenda del chico nuevo. Ser el chico nuevo es algo realmente contradictorio. El aula estaba habitado por personajes que a primera vista era normal. Por un lado se encontraba un tipo que se llama Ángel Chavana, por otro lugar estaba un personaje con una camisa formal color azul celeste, y pantalón negro de vestir….ligeramente con sobrepeso, pelo corto como de soldado y negro, otra más, una compañera que se llamaba Lizbeth Gutiérrez Obeso y el otro personaje que recuerdo, es una chica hermosa…pelo lacio, largo, tez muy blanca, una sonrisa bella y de cuerpo esbelto, su nombre: Judith.

Durante mi estancia en la clase, con el profesor de metodología; yo era el bicho raro, pero no en el sentido de ser un bicho asqueroso, sino que, en harás del conocimiento científico, ellos tenían que emprender una investigación ante el descubrimiento de una nueva especie selvática, es así como se siente cuando eres el chico nuevo.

El profesor comenzó con una especie de debate sobre un punto; el uso del ejército para cuestiones civiles y que pensábamos al respecto; pero como nadie contestaba, se produjo un silencio incómodo; en ese momento, yo como profesor, sabía lo que se sentía, pero me inundaba la duda si contestar o no ya en el primer día de clases, es decir, siendo el chico nuevo….¿tener el atrevimiento de hacer eso?….¿Qué imagen proyectaría? ¿Lo tomarían como una actitud seudo intelectual para imponerme?....................................................qué diablos, ahí va:

----No estoy muy de acuerdo en utilizar al ejército para resolver cuestiones civiles, ya que ellos no tienen el entrenamiento adecuado para enfrentar estas situaciones. Como es el caso de dos amigas ya mayores de edad, aproximadamente 35 años. Vienen de una fiesta, habían tomado un par de copas, nada de que preocuparse y además llevaban un niño, aparentemente hijo de una ellas. Llegaron a un retén militar en una carretera de Tamaulipas, y se asustan al ver el equipo motorizado militar, además de ver semejantes armas, ellas, presumiblemente, se asustaron porque estaban bajo el efecto del alcohol, en el sentido que quizá pensaron que iban a ser arrestadas por militares, deciden dar marcha atrás dando reversa haciendo un giro y retirarse, cuando de repente sin aviso alguno, los militares dispararon salvajemente al automóvil………………mataron a todos, incluso al niño. Es decir, el ejercito no esta preparado para este tipo de situaciones, el ejercito está entrenado para destruir al enemigo, por tal motivo, entiendo que se requiera el ejercito para luchar contra el narcotráfico, pero esta medida debería ser temporal y bajo ciertas restricciones, cosas que no ha pasado hasta el momento ----

Con este largo argumento, destruí el silenció incómodo, iniciándose un ligero debate al respecto. He de decir, que tanto Liz como Judith, tenían expresión de haberse quedado un poco sorprendidas, quizá exagere, pero parece que provoque una buena impresión.

Debido a esa situación, terminada la clase, Judith me hizo un gesto de “vamos a platicar siéntate aquí a lado”, a la cual accedí, y conversamos sobre cosas típicas entre dos desconocidos….de dónde eres, cuantos años tienes etc. Descubrí que ella era de Guanajuato, como ella mismo lo dijo, “del mero rancho de Fox”… él era ya ex presidente de México en estos tiempos.

Salí del salón el cual estaba en el segundo piso, justo en la mera esquina derecha de la “U” que formaban los edificios y me encontré a Liz en el pasillo…lo mismo que platican dos desconocidos, ella es de Sinaloa y se apeida Obeso, no puede evitar de reírme y le comenté

Yo --Vaya, tengo un amigo que se apeida Aguado, y precisamente es de Sinaloa---
Liz--- Sí, parece que en Sinaloa están los apeidos curiosos—lo dijo de manera sonriente
Liz—y por qué entraste aquí, eres de intercambio.
Yo –- No, lo que sucede es que deje la carrera trunca, pero ya por fin vengo a saldar las cuentas pendientes; yo soy de creo 2 generaciones atrás. Era un salón un poco extraño, estaba dividido como en 5 facciones, todas sumamente discordantes en lo que refiere a opiniones, los debates eran verdaderos rounds de boxeo, pero como boxeadores, al final, nos dábamos la mano y nadie confundía situaciones personales con el debate, era un ambiente muy participativo.
Liz--- Wow, eso si que era un verdadero grupo de políticas, me hubiese gustado estar ahí ----
Yo --- Te hubiese encantado ---

justo en ese momento, llego el siguiente profesor; la materia, historia de los Estados Unidos de América; el individuo, el Prof. Olague. Nos dispusimos a sentarnos, mientras el profesor pasaba lista se me quedaba mirando por pequeños destellos y de vuelta observaba su lista; ya podía imaginar lo que tenía en mente y fue así como lo tenía pensando.

Prof. – ¿No te he visto en alguna parte?----
Yo --- sí, soy de otra generación pasada, ¿Recuerda el grupo que estaba muy dividido; cuando había debates, porque usted los organizaba? Qué incluso nos comentó que nunca había conocido un grupo tan distinto y discordante.
Prof. --- Ah sí, entonces eres de esa generación. ¿Y qué estás haciendo entonces?
Yo --- Bueno, me salí por algunas cuestiones familiares, pero ya las he resuelto todas, así que he vuelto ya para terminar.

De aquí en adelante comenzó a dar su clase de historia con una presentación power point excelente, realmente me dio envidia.
Luego de terminada la clase, el grupo se dividió en dos facciones, con una actitud de secrecía total; como si fuesen dos equipos de futbol americano planeando la estrategia furtiva. De vez en cuando bromeaban las facciones, como dando a entender que ya habían descubierto sus planes. Esta actitud realmente me pareció sospechosa.

Me retire a la plaza central de la “U” y vislumbre un vendedor de elotes desgranados, y con el frío que hacía realmente se antojaba, así que decidí comprar uno. En el trayecto a la compra me entraron las dudas si era mejor un café, aunque no sabía en dónde estaba la cafetería, pues como les mencionaba, la facultad había cambiado. Mientras pensaba en esto de repente, a lo lejos, en el estacionamiento, si es que se puede llamar así, pues no era más que terreno baldío; una persona me hacía señas, me indicaba que me dirigiese a él; me di cuenta que se trataba de unos de los compañeros de clase y junto a él estaba otro.

Yo --- Qué tal, cómo están –
Ele --- Que hay, me llamó “Ele”

¿Ele? ¿Se refiere a la duodécima letra del alfabeto? Eso no podría ser un nombre, definitivamente era su apodo, quizá era algún fanático del anime “Death Note” y se creía ese personaje seudo intelectual que se la pasaba diciendo porcentajes inexistentes. Desistí que me aclarara su nombre; los Otakus son muy sensibles a estas situaciones.

– Ele – lo dije con un tono de incredulidad
-- Al Lira para servirte –

En eso intervino la otra persona

Ángel --- yo soy Chavana----
Ele – oye te queríamos invitar a nuestro club, como eres nuevo, quizá no lo sepas.
Yo – Un ¿Club? Y sobre que trata en club
Ele – Vamos a tener una reunión hoy, por si quieres ir.

Esperen. ¿Qué estaba tratando de insinuar esta persona? Inmediatamente repase mentalmente una lista de esta situación:

1) Hasta donde yo sé, en esta facultad NO existen los clubs de nada.

2) Por qué era necesario ir a otro lugar a realizar una reunión del club

3) Por qué no me decían las actividades del club


– vaya, gracias por invitarme, lo tendré en cuenta --- declaré con un acento que indicaba un rechazo muy diplomático


Mientras decía esto, ellos estaban abordando el VolksWagen de Ele, disponiéndose a retirarse; presumiblemente a su junta de club, así que nos despedimos, y me dispuse a averiguar en dónde se encontraba la cafetería, cuando de repente vi a Liz.


Yo --- Oye Liz ¿En dónde está la cafetería? En mis tiempos estaba al principio de la escuela, y no era más que un toldo en el terreno baldío ---
Liz --- Está al fondo, junto al campo de futbol

Como han sospechado amables lectores, el campo de futbol no era más que terreno baldío de la escuela, la única diferencia es que le habían quitado todos esos matorrales incomodos y habían unas cuantas líneas blancas que marcaban las áreas del futbol; siéntanse cómodos de reírse.

Liz – Por qué –
Yo – Tengo unas ganas de un café ¿No gustas? –
Liz – Sí, vamos – lo dijo de forma casual y sin importancia

Durante el trayecto, Liz iba acomodando un montón de papeles en un legajo y me pareció inconveniente platicar con ella en ese momento peligroso. Llegamos a la cafetería, y para mi sorpresa, era enorme; para empezar era un lugar cerrado y con ventanas; yo siempre había estado acostumbrado a una especie de cafetería rural. Solicitamos nuestros cafés y entonces,

Liz – ¿Qué opinas sobre la comisión de derechos humanos?—

Vaya manera de iniciar una conversación. Parece que esta chica es del tipo intelectual. Creo que mi argumento sobre el uso del ejército para cuestiones civiles, era el culpable.

Yo – Pues en teoría es necesario este tipo de instituciones, para salvaguardar la legalidad en los procesos de justicia; pero la realidad en México es otra, mi queja particular sobre este respecto es que la comisión no tiene la fuerza o las facultades necesarias; lo único que hace son recomendaciones que bien puede hacerse o ser ignoradas por la autoridad; y como bien sabes Liz, simplemente las recomendaciones las hacen bola y las tiran al cesta de la basura –

Liz asintió con la cabeza y después

-- Sí, últimamente quieren reformar eso para darle más colmillos a la comisión –
-- Por cierto, ¿Conoces a Ele y a Chavana? – interrumpí
-- Sí –
-- Hace unos momentos los vi y me invitaron a un club, pero se me hace extraño, aquí no hay clubs hasta donde yo sé, y no me quisieron decir que hace este club ---

Cuando dije eso, Liz se me quedo viendo absorta, como si se tratara de un investigador fiscal que, por casualidad, escuchó una declaración importante para atrapar al asesino más buscado del Estado.


-- ¿En serio? un club, no había oído de eso – declaró Liz.
--- oye me acompañas a dejar unos papeles en la oficina frente a la biblioteca --- continuo Liz
--- claro --- asentí

Después de estas declaraciones, ya no le di ninguna importancia al mencionado club y preferí olvidarlo por completo.

Nuevamente ella se encontraba moviendo papeles dentro de su legajo buscando algo en particular, llegamos a la oficina y entró mientras yo la esperaba afuera. Definitivamente se trataba sobre el trámite del servicio social. Eso me hizo recordar que yo tenía que hacer el mío, y aproveché para preguntarle.

--- Disculpa Liz ¿Estás haciendo los trámites para el servicio social? ---
--- No eso ya lo hice, solo estoy entregando los reportes---
--- ¿Ah sí? Vaya. Resuélveme esta duda; ¿Qué tengo que hacer para tramitarlo?
--- Pues, tienes que haberte registrado en Noviembre, entregar papelería que ahí mismo te indican y escoger una plaza ---
--- Espera, ¿Registrarme en Noviembre?, pero si estamos en Febrero ---
--- Sí, para poder realizar el servicio social, debes registrarte unos meses antes, porque te ponen en un listado; luego tienes que elegir la plaza y son pocas ---

Sentí como un balde de agua fría me cayó encima. Todo el proceso había cambiado y podía intuitivamente saber por qué. Durante mis años mozos en la facultad, realizar esos trámites era un juego de niños. El profesor encargado era sumamente flexible, por no decir otra palabra; y además, se prestaba a los argumentos sentimentales. Era cuestión que una chica hermosa con ojos llorosos o un estudiante que estratégicamente había ya ganado su camadería en el bolsillo; para realizar los tramites en cualquier fecha y en unos cuantos días dar inicio al SS.

Maldición, en ese momento sentí que estaba en una distorsión espacio-temporal que me había llevado a una época aborrecible. El no hacer las cosas en su tiempo-espacio te llevan a vivir un guion de ciencia ficción, en donde tienes que restablecer el orden continuo del tiempo. Todavía no me recuperaba de esta situación y Liz declaró

--- Acompáñame a la estación de Radio ---
--- ¿mmm?
--- Sí es que me encargaron entregar unos papeles, soy como que una asistente ahí ---
--- perfecto --- asentí

En la caminata me explicaba su situación,

--- Es que estoy solicitando que se haga un programa de política en el canal de la universidad, y que nos den un espacio de 1 hora, aunque todavía no se me ocurren ideas al respecto; supongo que una mesa de debates estaría bien ---

Tuve una sensación de Deja Vu, pero preferí ignorarlo y no comentarle al respecto. En vez de ello, me quede asombrado ante su jovialidad: una persona totalmente pro activa.

Llegamos a la estación de radio y televisión, entramos al lobby y la esperé ahí, mientras ella se dirigía a quien sabe donde; luego de un par de minutos regreso, salimos del lugar y en ese justo momento,

--- bueno gracias por acompañarme, me tengo que ir ---

Eso fue todo. Nos despedimos mientras ella se dirigió al usual camino para salir del centro universitario, y yo me encaminaba hacia el salón con una serie de interrogantes; había algo que no cuadraba en esta situación. Si ella era de perfil intelectual ¿Por qué estaba faltando a las siguientes clases y se retiraba rápidamente? ¿Alguna misión en especial?

Algo que había aprendido a estas alturas, era el no intervenir en los asuntos ajenos; por más que intentes arreglar las distorsiones del espacio-tiempo que realizan las personas con sus decisiones erradas, no las harás recapacitar. Eso ya era en mí un principio inquebrantable de mi vida.

Una vez más en el salón, me había sentado a lado de Judith, su sonrisa me llenaba de paz. El profesor entró y de inmediato se fijo en mí, lanzándome una sonrisa de “yo sé quien eres…qué estás haciendo aquí”, mientras me señalaba con el dedo índice. No tuve otra alternativa que saludarlo de inmediato.


--- Profesor Guillén ¿Cómo le va, aquí estoy de nuevo? ---
--- Tú eres de la generación de Guillermo --- lo decía aún con su sonrisa de sorpresa
--- Exactamente, el grupo que estaba dividido en 5 facciones --- precisé

No hace falta decir que tuve que argumentar de nuevo la explicación del por qué estaba ahí de nuevo en la facultad. El profesor comenzó a preparar su clase cuando de repente dirigió su mirada hacía mí y me dijo

--- mira el pizarrón --- mientras abría una especie de alacena

En efecto, mire el pizarra y se trataba de esos nuevos y tecnológicos pizarrones electrónicos. La verdad no me había percatado, pues estaban protegidos por un armazón de madera, como si se tratara de una alacena gigante.

para animar la situación comenté que

--- Nunca había visto tanta tecnología en esta escuela ¿Recuerda cuando teníamos que pedir con un día de anticipación el proyector y que además fallaban? ---

El maestro asintió con una sonrisa y mis compañeros me observaban como si yo fuera un ser primitivo que estudio en el año 500 antes de cristo. Pero esta no era una simple declaración cómica; desafortunadamente en México no existe una palabra parecida a “Senpai”.

Durante el tiempo inicial que estuve aquí, la infraestructura educativa era deplorable. Los proyectores desde que tengo memoria tenían fallas que llegaban al absurdo y teníamos que improvisar en el momento para hacerlos funcionar, ni siquiera existían las pantalla en donde descansar la imagen; con proyector no quiero referirme a los cañones que se conectan a las computadoras o lap tops, sino aquellos que emiten un simple haz de luz en una base cristalina para colocar una hoja tamaño carta y transparente en donde se imprimía a blanco y negro. Agravando la situación, solo existían un escaso número, así que teníamos que solicitarlo con 1 o 2 días de antelación.

Esta situación perduró durante toda la administración y teniendo en cuenta que a todas las facultades se les entregaba un presupuesto, comenzaron a surgir rumores de robo hormiga en dirección o alguna otra hipótesis, y paso lo inevitable………………………………….primero, una madre que se quejaba en el periódico de mayor circulación de la ciudad, en donde acusaba a la facultad de pereza de proporciones inimaginables, de profesores desobligados y de una dirección corrupta y en contubernio. Después, en una publicación de una revista musical de la ciudad llamada “La Rocka” la cual tenía una sección de quejas ciudadanas; aparecía un alumno de la facultad quejándose sobre las condiciones reprobables de los proyectores, salones y pupitres. Con todo esto, se hizo un escandalo de pequeñas proporciones, solo focalizado en la misma facultad.

Luego de la estúpida clase que tuve que soportar de “Seminario de tesis” me percaté que él era el profesor que debió darme clase en la primera hora, con el tema “Historia política de Nuevo León”, pues nos avisó que a la siguiente ves si llegaría a darnos clase. No podía imaginarme el calvario de escucharlo.

Terminado todo, me dirigí a tomar mi trasporte urbano, la ruta 209, y justo cuando estaba ya pagando el pasaje, vi a lo lejos a Judith sentada en los asientos más atrás.

--- Hey qué tal, tomas esta ruta ¿Pues en dónde vives? --- lo dije en tono de una agradable sorpresa
--- Por rectoría, enfrente --- se refería al edificio principal y más grande de la Universidad.

Nosotros nos ubicábamos en algo llamado “Unidad Mederos” que era una especie de extensión dispuesta en las afueras de la ciudad, aproximadamente una hora en trasporte urbano para llegar a rectoría.

Judith ---- oye, por cierto, quería invitarte a un club ---

Otra ves esa maldita palabra. ¿Acaso ahora todos tenían un club?

--- ¿Y de qué trata el club? ---
--- Bueno, tenemos reuniones, apenas que vayas a una ---

A que ser divino tenía que abocarme para que me informaran sobre las actividades de su sospecho club, ¿Krisna? ¿Buda? ¿Un shinigami? ¿xbox?

--- De casualidad no se trata del mismo club de Ele --- pregunté
--- ¿Eh? ¿Te invito Ele a su club?
--- Sí, ¿Qué no es el mismo?
--- No --- enfatizó Judith
--- Nada que ver, somos completamente diferentes, podría decirse que rivales --- continuó
--- ¿Rivales? ¿Es una especie de enemistad, o algún club de deportes? ---
--- Lo que sucede es que ellos pertenecen a una asociación no oficial del Partido Acción Nacional, que se encuentra en formación en la escuela, así que están buscando más miembros para realizar algunas actividades en las campañas electorales que ya están en curso, tengo entendido que entre más miembros obtengan, a ellos los suben de nivel o categoría. Sin embargo, en la facultad está prohibido realizar este tipo de actividades, y no podemos mencionarlo de manera abierta, por eso decimos “club”---

Algo me decía que era la misma situación en la que ella estaba, su club no era más que la extensión de algún otro partido político. Me invadió una sensación de Deja Vu y de tristeza.

--- y pues te invitaba porque veo que te gusta el debate y lo aspectos teóricos de la política; a mi me gusta mucho la teoría --- afirmó Judith

--- Entonces, sí ellos son del PAN, entonces ¿Tú eres del? ----

Me detuve para que ella misma terminara la frase

--- PRI ---

Realmente quede sorprendido, no me cabía en la cabeza como un mujer tan bella estuviese en un lugar así, no es que el PRI fuese un lugar insalubre, sino que simplemente no cuadraba su imagen de inocencia con uno de los partidos más detestables de la historia humana.

Decidí romper el silencio; hace unos momentos establecí un principio inquebrantable en la intervención de la línea espacio-temporal de las decisiones estúpidas de las personas, pero no me pude contener y le comenté sobre mi Deja Vu.

--- Hace años cuando aún estudiaba en octavo semestre, hubo campañas electorales en las alcaldías; algunos compañeros entraron a esas campañas y sucedió lo mismo, algunos en el PAN otros en el PRI. No tuve mucho detalle al respecto de lo que hicieron y sucedió, puesto que éramos un grupo dividido en 5 facciones, pero te puedo comentar que la mayoría de los resultados fueron pésimos. Por ejemplo, mi compañera de aquel entonces, Mirthala Suárez. Ella era muy simpática y siempre risueña y le encantaba la política, entró en la campaña de la alcaldía de la ciudad de Guadalupe. Hace unos cuantos meses la contacte por Messenger e inevitablemente le pregunte sobre sus actividades en esa campaña, ella me recalcó que ya no quería saber nada de política, que la detestaba y que nunca más se dedicaría a eso ---

Mientras decía eso, Judith no parecía ponerme atención, solo mostraba una sonrisa de incredulidad, y me contestó algo que confirmaba mi teoría de no intervención

--- Es que hay que saber moverse --- Ante esta aseveración, no quise ser más insistente y desvíe mi plática a otros temas sin importancia y en poco tiempo llegó a su destino, al igual que yo.



CONTINUARA, capitulo 2... El espionaje hacia Al Lira

ENDING [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


Última edición por AL LIRA SAMA el Sáb Jul 07, 2012 12:36 am, editado 2 veces

AL LIRA SAMA
Infante
Infante

Escritor
Masculino Mensajes : 11
Fecha de inscripción : 18/06/2012

Ver perfil de usuario http://www.sofista.webs.com

Volver arriba Ir abajo

Re: El Diario de Al Lira

Mensaje por chicoanime el Lun Jun 18, 2012 9:00 am

ummmmmm esta es una de las pocas historias ke puedo decir ke solo pueden pertenecer a otros XDDD
aun no se a donde kieres llevar tu historia es muy larga...aunke a mi no me importa el tema no se no me gusta mucho pero me gusta esa punto de humor ke pones a veces jejejejejejeje he visto algunas faltas de ortografia pera nada importante
avatar
chicoanime
Jump Ultimate Star
Jump Ultimate Star

Escritor
Masculino Mensajes : 1183
Fecha de inscripción : 19/04/2012
Edad : 23
Localización : andalucia/españa

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Diario de Al Lira

Mensaje por alcoserada el Lun Jun 18, 2012 3:17 pm

bueno comencemos, me gusto mucho, aunque demasiado largo, pero me gusto tu forma cómica en que aveces escribes, me haces reír XDDDDDDDDDDD
avatar
alcoserada
Angelus
Angelus

Escritor
Masculino Mensajes : 831
Fecha de inscripción : 14/04/2012
Localización : becerril-cesar-colombia

Hoja de personaje
vida:
215/215  (215/215)
mana:
165/165  (165/165)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Diario de Al Lira

Mensaje por Yukio el Lun Jun 18, 2012 5:01 pm

D: Es bastante larga, y eso es un problema para mi porque soy muy flojo pero bueno..., el ritmo de la narracion es entretenido por lo que magicamente no me aburri Very Happy! voy a esperar el proximo capitulo para ver como enlazas todo :3

Salu2 y bienvenid@ al foro
avatar
Yukio
Caballero
Caballero

Masculino Mensajes : 108
Fecha de inscripción : 19/05/2012
Edad : 23
Localización : Concepcion - Chile :3

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Diario de Al Lira

Mensaje por Ren el Jue Jul 05, 2012 11:34 pm

no es tan larga, para mi esta bien , me parecio muy buena la trama y no se todavia a que genero pertenece, creo que sabre mas si leo el siguiente xD
avatar
Ren
Vampiro
Vampiro

Escritor
Masculino Mensajes : 367
Fecha de inscripción : 25/04/2012
Edad : 24
Localización : Neo Life

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Diario de Al Lira

Mensaje por incesTales el Vie Jul 06, 2012 12:35 am

Al fin una historia algo original. El tema de la política no se había tocado, y eso me gusta. Tu narración también es bastante buena, evitando el aburrirse al leerla. En verdad quiero ver en que camino llevarás la historia.
avatar
incesTales
Ninja
Ninja

Lector
Masculino Mensajes : 286
Fecha de inscripción : 14/04/2012
Edad : 25
Localización : Concepción

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Diario de Al Lira

Mensaje por Cloud Sullivan el Vie Jul 06, 2012 4:36 pm

Amigo tu historia me muestra un reflejo de lo que es estudiante de final de semestre en una U "Atrasada", me sentí atraído hacia la historia, aunque para serte sincero no me agrada la política (si que menos si no conozco la situación política del país), soy Ingeniero (bueno ya casi) y me quedo con ello, jajajajjaja, si me entiendes. En lo que respecta al escrito, debo decir que narra bastante bien, todo salio bien, es mas no seria mala idea que pensaras en publicar (volverla libro físico) la historia por que esta interesante y supongo que la volverás una especie de critica política, hay algunos errores ortográficos pero nada como para llamar la atención, y concuerdo con mis compañeros al decir que la historia pertenece a la categoría Otros, aunque técnicamente seria Recuentos de la vida, categoría que no posee nuestro amado Foro. Sigue así.

Cloud Sullivan
Pirata
Pirata

Masculino Mensajes : 222
Fecha de inscripción : 24/05/2012
Edad : 26
Localización : Colombia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Diario de Al Lira

Mensaje por kingofconquest el Sáb Jul 07, 2012 11:23 pm

el genero, sera psicologico o recuentos de la vida, no se, ojala vea un poco mas de accion en el segundo capitulo. Aunque debo decir que la trama esta bien elaborada, para ser tan largo el capitulo. +
avatar
kingofconquest
Caballero
Caballero

Masculino Mensajes : 90
Fecha de inscripción : 23/06/2012
Edad : 28

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Diario de Al Lira

Mensaje por AL LIRA SAMA el Dom Jul 08, 2012 11:43 pm

Cloud Sullivan escribió:En lo que respecta al escrito, debo decir que narra bastante bien, todo salio bien, es mas no seria mala idea que pensaras en publicar (volverla libro físico) la historia por que esta interesante.

muchas gracias, estoy muy alagado con tu comentario

AL LIRA SAMA
Infante
Infante

Escritor
Masculino Mensajes : 11
Fecha de inscripción : 18/06/2012

Ver perfil de usuario http://www.sofista.webs.com

Volver arriba Ir abajo

Re: El Diario de Al Lira

Mensaje por reizen el Vie Jul 13, 2012 3:27 pm

esta largo pense que no acabaria @.@ la proxima intentare de no poner el ending con los bafles conectados
avatar
reizen
Abogado
Abogado

Mensajes : 42
Fecha de inscripción : 09/07/2012
Localización : colombia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Diario de Al Lira

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.