paginas de interes
Galería Manga
Últimos temas
» Miedo Rojo (One-Shot)
Lun Sep 08, 2014 12:45 pm por Haruna-Neko

» Me gustaría saber sobre otros sitios
Mar Jul 15, 2014 6:40 am por Latinjack

» WWW. Beggining 1
Mar Jul 15, 2014 4:41 am por Latinjack

» Hola a todos :)
Jue Jul 10, 2014 3:13 pm por raizo

» pagina de mi manga
Miér Jul 09, 2014 12:58 am por Admin

» Pandemonium Capítulo 52- Locura.
Miér Jun 18, 2014 6:02 pm por chicoanime

» Hola Mucho gusto
Miér Mayo 14, 2014 11:42 pm por Admin

» Pandemonium Capítulo 51- Cuando Todo se Tuerce
Miér Abr 23, 2014 10:10 am por chicoanime

» QUISIERA SABES COMO SUBIR MI HISTORIA
Dom Feb 23, 2014 1:15 am por Admin

Noviembre 2018
LunMarMiérJueVieSábDom
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

Calendario Calendario


"El juicio de los dioses" One-shot

Ir abajo

"El juicio de los dioses" One-shot

Mensaje por incesTales el Vie Mayo 25, 2012 6:07 pm

Bueno, es mi primer one-shot el cual clasifico entre nekketsu-gore-romance.
Algún día puede que la transforme en historia larga.
Para no perder más tiempo, los dejo con mi escrito

EL JUICIO DE LOS DIOSES


Spoiler:
En un oscuro y húmedo lugar, donde varias celdas se alineaban, yacía un hombre apoyado en una de las paredes de su encierro. Aquel ser poseía un desordenado y abundante cabello dorado, y unos ojos profundamente violetas. A pesar de que se encontraba despierto, su mente no estaba en sus sentidos, sino en sus recuerdos y lo que le esperaba. Unos individuos con lanzas afiladas se acercaron lentamente al triste y silencioso calabozo:

Guardia 1: Levántate número “4514”, el veredicto ha sido decidido. Le pasa las llaves a su compañero.

Guardia 2: Te deseo suerte en lo que viene compadre. Abre la celda y toma al sujeto del brazo.

Los corpulentos carceleros llevan al reo por un largo pasillo hasta una gran puerta de madera con extraños símbolos. Al entrar, dejan al inculpado en una silla frente a la posición del juez. El público, al verlo, comienza a abuchearlo y gritarles múltiples ofensas e improperios:

Juez: Golpea con su martillo. ¡Orden en la corte, por favor!

Una vez el silencio reinó en el ambiente, prosiguió con la resolución:

Juez: Levanta un par de papeles. La corte ha llegado al siguiente Veredicto. El prisionero número “4514”, Nogard Sancti Vexare Fidus, de diecisiete años, es declarado culpable del asesinato de su madre, Chloe Rossana Fidus Starrigans; y de su padre, Maiestatis Kath Vexare Locus. Debido a su crimen, el acusado será sometido al juicio de los dioses con derecho a elección de arma. Deja las hojas y golpea con el martillo nuevamente. ¡Que se respete el veredicto!

Toda persona presente comienza a aplaudir la decisión del magistrado, excepto una chica que se abalanza sobre Nogard, abrazándolo y llorando profusamente:

??????:No dejaré que se lleven a mi hermano. Él es inocente. Inocente. Comienza a temblar. Yo soy la verdadera culpable. Yo los maté. Júzguenme a mí.

Nogard: Abraza a su hermana. No insistas Caeli, no intentes protegerme. Cumpliré con la condena y volveremos a estar juntos. Te lo prometo. Le limpia las lágrimas con el pulgar y la mira fijamente. Una vez pase todo esto, no volveré a dejar que te hagan daño. Te amo hermana

Dos guardias separaron a Caeli de su hermano, provocando un llanto y gemidos bastantes perturbadores en la muchacha. Nogard fue llevado por otros carceleros, dejando a su querida pariente detrás:

Nogard: (Lo siento Caeli, pronto volveré, y no nos separarán nunca más)

Los tres se detuvieron al frente de una puerta negra que tenía grabado “Dios” por todos lados. Al abrirla, entraron en una habitación amplia, en la que se encontraban todo tipo de armas destructoras y simples. En las paredes del cuarto se alcanzaban a leer varias palabras, tales como “Elección”, “Audaz”, “Suerte”, “Fuerza”; las que plasmaban todo lo necesario para superar el juicio de los dioses:

Guardia 3: Cierra la puerta. Número “4514”, ha llegado el momento de seleccionar tu arma. Debo decir que lo hagas con cuidado

Guardia 4: Una vez lo hagas, debes dirigirte a aquella gran puerta de veinte metros. Luego la abriremos, y tú la cruzarás para enfrentarte a tu destino.

Nogard se acercó lentamente, observando todo instrumento disponible, para de esta forma poder seleccionar el correcto. Múltiples espadas, hachas, escudos, lanzas, y otras armas se encontraban visibles. Al sólo poder escoger una, debía hacerlo con precaución e inteligencia. Repasó cada borde y filo de lo que veía, hasta que decidió agarrar una espada:

Nogard: Observa la espada. Y pensar que tendrían esto como elección. Desenvaina el arma. La famosa “Caetus”, el estoque tiburón. Una vez la entierras en tu enemigo, está condenado. Los dientes del lado de la hoja provocan una herida fatal al sacarla de su blanco. Es un verdadero instrumento de matar. La vuelve a envainar. Creado por mi padre.

Luego de esto, el chico caminó a donde le habían indicado. Mostraba una determinación inmensa, lo que provocó un poco de emoción en los inexpresivos carceleros:

Guardia 3: He visto a muy pocos criminales con tantas ganas de pasar el juicio. Te deseo suerte muchacho, y que los dioses se apiaden de tu alma. Sale de la habitación con su compañero

Nogard: Claro que estoy determinado. No dejaré que me separen de mi hermana, ni siquiera la propia muerte. Presiona fuertemente a Caetus

La puerta de gran altura comienza a abrirse, llenando todo el cuarto de una luz blanca. No era posible divisar nada por tan fuerte resplandor, el que fue seguido de un sonido de campanas.
Cuando a Nogard le volvió la vista, se dio cuenta de que se encontraba en un cubo de cristal. Este estaba apoyado en el suelo, en medio de una llanura. Junto al muchacho había diecinueve personas más, los que no se molestaron en girar la vista para examinarlo:

Nogard: Mira por todos lados. (Ya veo, ellos son mis compañeros. Somos veinte en total, no es un mal número). Observa el paisaje del exterior del cubo. (Este es el famoso “Jardín del edén”. En verdad es muy hermoso)

Una voz del cielo emerge de pronto, llamando la atención de todos los presentes:

Voz: Les doy la bienvenida a nuestro juicio, criminales. Lo hemos discutido arduamente, y decidimos cual sería finalmente su prueba. Solamente deben derrotar al enemigo que les enviamos. Espero que den un bonito espectáculo, y les recomiendo que salgan de ese cubo de inmediato

Dicho eso, la misteriosa voz guardó silencio absoluto. Nogard y los demás estaban desconcertados con la información recibida. Sin embargo, uno de ellos empezó a golpear las paredes del cubo, haciéndolos comprender la situación:

Prisionero 1: Esperen un momento. ¿No han pensado que tal vez ese consejo fue una trampa? Mira a los presentes. Saben muy bien que no podemos fiarnos de nuestros enjuiciadores

Prisionera 2: Golpea una de las paredes. Si prefieres quedarte acá, hazlo. Pero en mi caso, derrotaré a ese enemigo, y tendré mi libertad

Ese comentario hizo que los restantes reos realizaran la misma acción. Todos deseaban ser perdonados por sus crimines, sin importar el costo:

Nogard: Golpea la pared.(Es cierto, Caeli me está esperando. No puedo perder más tiempo y dejarla en ese peligroso e inmundo mundo).

Después de un rato, se dieron cuenta de la realidad. Sólo habían logrado hacer una mísera grieta en el cristal:

Prisionero 3: ¿Qué le pasa a esto?. Con temor en sus ojos. Nos condenaron desde un principio

Prisionero 4: Intenta calmarlos. No se preocupen, todavía tenemos tiempo. Como estamos en una llanura, podremos ver cuando el objetivo se acerque. Y como verán, no se logra divis…

Un fuerte temblor sacudió toda la estructura de vidrio, derribando a varios de sus habitantes. Un gran cráter se había formado sin previo aviso en frente de ellos, en plena planicie. El polvo levantado impedía poder visualizar bien lo ocurrido:

Nogard: En total silencio. (¿Ya llegó el enemigo?. Pero es imposible, no pudimos ver a nadie viniendo hacia nosotros…..no…….no me digas que estaba enterrado)

Cuando el humo se disipó por completo, pudieron darse cuenta del panorama. En frente de ellos se ganaba un extraño ser de treinta metros de altura. Este tenía tres largas piernas peludas, un torso y brazos velludos parecidos a los humanos, una cabeza cubierta por una mascara de hierro; y en la punta de su cráneo, tres raros cristales muy luminosos. El curioso monstruo, al ver el cubo, comenzó a dirigirse hacia él, provocando el pavor en los prisioneros:

Prisionero 1: Golpea repetidamente la grieta lograda. ¡RÓMPETE, RÓMPETE, RÓMPETE!

Todo hombre encerrado le pegaba a los cristales desesperadamente, mientras el objetivo se acercaba a ellos. Nogard no fue la excepción:

Nogard: Golpea repetidamente la pared.¡¿POR QUÉ NO TE ROMPES?! ¡NO ME VAS A NEGAR EL ESTAR CON MI HERMANA, NO LO HARÁS!.

A pesar de los intentos, nada parecía cambiar en los cristales. El ser deforme ya se encontraba al lado de ellos, levantando una de sus piernas para aplastar el cubo. Gritos y llantos fueron brotando por la impotencia de la situación. Muchos de los reos negaban rendirse, siguiendo con su acción, la que daría sus frutos. Un fuerte sonido de cristal romperse fue oído. La grieta hecha anteriormente había cedido. Todos intentaban escapar antes de ser aplastados. El pie del monstruo lamentablemente fue más rápido que ellos, machacando a ocho personas que no alcanzaron a huir. Nogard fue repelido por la gran fuerza del pisotón, al igual que muchos otros:

Nogard: Botado en el suelo. (¿Ese es nuestro enemigo a vencer?. Es gigante, es prácticamente imposible derribarlo). Se levanta y ve a los demás. (¿Qué?. Como pueden seguir luchando contra algo de ese tamaño. Es un suicidio, sólo miren a los que murieron en el cubo)

Los reos atacaban las piernas del monstruo, y los brazos, cuando este intentaba golpearlos. Claramente esto no surtía efecto, pero no les importaba, siguiendo con sus inofensivas agresiones. Nogard plantó sus ojos en los cuerpos ensangrentados y sin vida de los recién asesinados:

Nogard: Perdido en sus pensamientos. (No importa lo que hagan, les pasará lo mismo que a ellos. Morirán siendo criminales. Morirán sin ser recordados por nadie. Morirán……siendo inocentes)

Al ver a los muertos, el inevitable recuerdo de sus padres se le formó en la mente. Todo el peso de aquel día se le vino encima. La memoria de lo sucedido en ese incidente nunca lo dejaría en paz.

Nogard había nacido con la característica principal de los descendientes de la familia Vexare, los ojos violetas. Ese color era de lo más raro, pero bien conocido por todos, debido a que Maiestatis, el padre y último sucesor, era un creador y forjador de armas mundialmente famoso.
Dos años después vendría el nacimiento del segundo hijo, Caeli, quien nacería con una cualidad que la marcaría el resto de su vida, la heterocromía. La niña poseía los ojos de distinto color; el derecho violeta, y el izquierdo, plateado. En un principio no era mayor problema, pero al pasar los años, se tornó en algo muy grande.
Cuando Nogard tenía doce años se percató del infierno que su pequeña hermana vivía de sus iguales. En la academia era tratada como bruja, la aislaban y amenazaban, hasta la golpeaban. Ella, para no molestar a su familia, se mantenía en silencio. Desde ese momento Nogard intentó hacer de soporte de su pariente. Hablaba mucho con ella, la cuidaba de los revoltosos, y la mimaba lo más que podía. Sin embargo, esto fue empeorando.
Cuando Nogard tenía quince años sucedió el peor evento de maltrato a su hermana, le habían cortado uno de sus dedos. Sus padres fueron a reclamar apenas se enteraron, a lo que recibieron una respuesta impactante. Les contaron de varios eventos en donde se creía que Caeli hablaba con el diablo, maldecía gente, y otros extraños comportamientos. En un principio no creyeron estas blasfemias, pero al ir escuchándolas de varias personas diferentes, empezaron a dudar de su propia hija. Nogard, por su parte, planeó vengarse de los culpables, pero Caeli lo detuvo, diciendo que no valía la pena.
Al año siguiente las cosas iban a peor. Los padres de los hermanos cambiaron bruscamente, tratando muy mal a Caeli, manteniéndola vigilada a toda hora, he incluso habían veces que la dejaban todo el día encerrada. Nogard fue el único apoyo que la chiquilla tenía, pasando todo momento con ella. En este punto fue cuando el chico se dio cuenta de que lo que sentía por ella era más que amor familiar. Por supuesto no se lo dijo, ya que sabía muy bien lo enfermo y mal visto que era. Los progenitores le indicaban a Nogard que no era muy bueno pasar tiempo con Caeli, a lo que este les respondía ferozmente.
Al pasar otro año, las cosas no cambiaron nada para mejor. Ahora los padres golpeaban y amarraban a su hija sin piedad. Cuando Nogard intentaba hacer algo, igualmente era golpeado por desobedecer órdenes. La situación en la casa Vexare no podía estar peor. A pesar de todo, siempre había momentos donde los hermanos pasaban tiempo juntos, charlando y jugando. Caeli siempre intentaba mantener una sonrisa en su cara, lo que le destruía el corazón a Nogard. Eso no podía seguir así se decía el chico en la mente.
Un día como cualquiera, Nogard acababa de llegar de la academia y vio como su padre golpeaba a Caeli con su nueva arma creada. Su madre estaba presente, sujetando a su hija firmemente, mientras esta gritaba. En ese punto ya no se pudo controlar más. Se dirigió rápidamente a donde su padre y le pegó con un florero. Maestatis soltó el arma por el daño, pero no cayó, sino que se dio vuelta hacia su hijo y le dio una patada en pleno estomago. Nogard se hincó del dolor, agarrándose el abdomen. Luego de eso, el padre le dio un puñetazo para botarlo completamente, y al final, puso su pie encima de su cabeza:

Maiestatis:Mira a su hijo. Que pena, que pena. Ver a mi hijo hechizado por esta bruja es una verdadera lástima. Pero no te preocupes, yo te liberaré de su magia. Querida, acércate. Chloe obedece a su marido. Sostén fuertemente este puñal antimagia que creé. Cuando te diga, se lo entierras directamente en el corazón. Le pasa el arma a Chloe

Chloe: Al fin tendremos a nuestro amado hijo de vuelta. Le brotan lágrimas

Nogard no podía entender de qué hablaban sus padres. La magia no existía en el mundo, y era imposible que con una simple arma se fuera a curar. Tenía que escapar, pero el golpe recibido había dañado su cuerpo, impidiendo liberarse:

Maiestatis: ¡AHORA QUERIDA, LÍBRALO DE LA DESGRACIADA BRUJA!

La madre se disponía a usar el puñal, cuando un fuerte y rápido golpe la decapita totalmente, salpicando con sangre todo el lugar. La cabeza aterrizó a los pies del padre, horrorizándolo. Nogard abrió los ojos y vio como Caeli atacaba a Maiestatis, teniendo el mismo destino que Chloe. La chica había tomado el arma que su progenitor estaba usando antes que llegara su hermano, y no dudó en blandirla para defender y salvar a Nogard:

Nogard: Mira los cuerpos de sus padres. Caeli….¿qué has hecho?

La muchacha, al escuchar a su hermano, suelta el arma, y se dirige corriendo hacia él:

Caeli: Abraza fuertemente a Nogard. No iba a dejar que te hicieran daño hermano. Nada ni nadie me separará de ti, ni siquiera nuestros padres. Lo mira a los ojos y comienza a llorar. Te amo mucho. Le da un largo y profundo beso en los labios.

Nogard sabía lo mal de la situación, pero su amor por Caeli no podía ser negado, dejándose llevar por él. Los vecinos habían oído lo ruidoso de la discusión, llamando a las autoridades. Esto estaba claro en la mente de Nogard, quien sabía que sólo había una forma de salvar a su desdichada hermana, y era haciéndose cargo de los asesinatos:

Nogard: Abraza a Caeli. Escúchame bien Caeli. Si te preguntan de esto, tú les dices que yo fui. Lo hice para defenderte. Tú no tuviste nada que ver en esto.

Caeli: Pero hermano, nos separarán

Nogard: Besa la frente de Caeli. No te preocupes. Ni la policía ni los dioses nos separarán. Nuestro amor jamás será destruido

La sangre desparramada por la sala era una escena muy fuerte de ver. Nogard no pudo olvidarla. Nunca pensó que sus padres tendrían tan violento final.

En la llanura, los prisioneros todavía luchaban arduamente, sin lograr nada concreto. De los doce vivos, habían perecido tres por los manotazos del monstruo. Nogard seguía hundido en sus memorias:

Nogard: (¿Qué mierda estoy diciendo?. Caeli siempre hizo lo mejor que pudo a pesar de lo difícil de su vida. Incluso mató a nuestros padres para defenderme. ¿Y yo estoy pensando en que no merezco esto por ser inocente?. Ahora me toca a mí. Yo debo soportar lo que el mundo me tire para hacer que la sonrisa de Caeli nunca desaparezca. Espérame Caeli. Nuestro amor no será roto por los dioses y sus marionetas) Se levanta
¡TE AMO CAEEEEELI!

Nogard desenvainó la Caetus y corrió a donde el monstruo. Este, como se encontraba distraído, no se dio cuenta que el chico se acercaba a una de sus piernas. Una vez estuvo al frente, le enterró la hoja, y la sacó rápidamente. Sin embargo esto no hacía ningún efecto, al igual que el esfuerzo de los aún vivos reos:

Prisionero 1: Jadea del cansancio.Por más que intentamos dañarlo, nada surte efecto.

Prisionero 8: Carga su arco. Tienes razón. Ni cosquillas logramos hacerle. En verdad estamos condenados.

Prisionero 14: No compañeros, todavía hay una manera. Apunta a la cabeza del monstruo. Esos cristales son muy sospechosos. Si no me equivoco, presiento que son los que le dan poder. Por eso, debemos destruirlos y ganaremos.

Prisionero 19: No perdemos nada intentándolo, pero ¿Cómo llegaremos ahí?

Nogard: Fácil, lo escalaremos por sus pelos. Apunta a las piernas, brazos y pecho. Su cuerpo tiene bastante vello. Creo que podríamos tratar

Prisionero 14: Eso es. Este será el plan. Les indica a todos los prisioneros que se reúnan Quedamos nueve. Entonces seis de nosotros los escalaremos, y los otros tres llamarán su atención. De esta forma no se dará cuenta de lo que hacemos, y podremos llegar a su cráneo.

Estuvieron de acuerdo con el plan. Nogard se unió al grupo de escaladores, quienes fueron corriendo a donde el monstruo. Los tres criminales restantes llamaron su atención lanzándoles flechas, lo que fue muy efectivo. El extraño ser se dirigió donde los reos atacantes e intentó golpearlos con un manotazo. Lograron esquivarlo por poco, y siguieron corriendo. Los demás ya se encontraban en los pies, sujetos fuertemente a los pelos que sobresalían:

Prisionero 1: Se sostiene fuerte de los pelos. Ya chicos, ha llegado el momento de derribar a este gigante.

Todos: Se sostiene fuerte de los pelos. ¡VAMOS!

Comenzaron a escalar por los vellos rápidamente, mientras el monstruo se movía persiguiendo a los arqueros. Nogard y sus compañeros no tardaron en llegar al torso del individuo, de donde pudieron darse cuenta que de los tres criminales del suelo, uno había desaparecido:

Nogard: Se sostiene fuerte de los vellos. (Debemos apresurarnos o seguirán muriendo)

Prisionero 1: Se sostiene y mira a los demás. Fuerza chicos, no nos queda mucho

Los aguerridos hombres continuaron su ascendida. Se habían dividido en tres grupos de dos, para que cada cristal fuera destruido por dos personas. Al llegar al cuello, ya no faltaba nada para su objetivo. Los dos arqueros resistían todo lo que podían, pero las heridas que poseían los volvían lento. Debido a esto, uno no tardó en caer en las garras del monstruo, muriendo al instante. Con sólo uno en pie, apresuraron el paso. Cuando finalmente se alzaron en la punta de la cabeza del extraño ser, se pusieron a golpear los cristales. Dos de ellos se rompieron casi al mismo tiempo, provocando un gran aullido del monstruo, quien comenzó a retorcerse de dolor. Esto fue tan repentino, que tres de los prisioneros cayeron al suelo, falleciendo. Nogard, el “prisionero 1” y el “14” habían alcanzado a sujetarse:

Prisionero 14: Se sujeta de los pelos mientras el monstruo se mueve. Les dije. Lo estamos lastimando. Si rompemos el último cristal, lo venceremos.

Prisionero 1: Se sujeta de los pelos. Yo lo haré. Soy el que está más cerca del cristal. Comienza a acercarse al cristal

Nogard: Se sujeta de los pelos. (Realmente ganaremos. Caeli, espérame….eh?). Mira la mano del monstruo aproximándose. Rayos, ¡HOMBRE, CUIDAAADOOO!

El ser usó su mano para sacarse a los intrusos de su cabeza, agarrando al pobre prisionero. El hombre se retorcía para lograr escapar, pero no resultó, y fue aplastado hasta la muerte:

Prisionero 14: Se sujeta y mira a Nogard. Chico, necesitas romper el cristal antes de que nos agarre

Nogard: Se sujeta firmemente. Está bien. Lo haré por ti, Caeli.

El muchacho fue lo más rápido que pudo al cristal. El monstruo, por su parte, ya alzaba la mano a su nuca. Cuando el chico estuvo al lado de su meta, preparó la Caetus para usarla, pero el ser lo agarró justo antes de la acción. El engendro se llevaba a Nogard al igual que el prisionero anterior:

Nogard: Intenta escapar. (Esto no puede terminar así, no puede. Mierda….mierda….¡MIERDAAA!)

Por lo desesperada de la situación, Nogard solo atinó a lanzar la espada contra el cristal, con esperanzas de destruirlo. La Caetus se clavó justo en medio de la grieta, provocando la destrucción de la piedra. El monstruo emitió un aullido atroz, para luego perder todas sus fuerzas, comenzando a caer. El golpe con el suelo provocó una gran sacudida, pero habían logrado sobrevivir:

Prisionero 8: Sentado y jadeando. Creí que no podrían lograrlo. Y pensar que pudimos pasar el juicio. Comienza a reír

Nogard y el criminal soportaron la caída encima del monstruo. Ambos se unieron al valiente arquero:

Prisionero 14: Con la Caetus en las manos. Y pensar que esta arma sería la que nos daría la victoria. Se acerca al hombre sentado

Nogard: Mirando el cielo. Lo hice, gané. Caeli…..ahora podremos estar juntos. Nuestro amor será eterno. Se le forma una sonrisa desbordante. Nada nos separar….

Nogard no pudo continuar exclamando, ya que repentinamente la Caetus le atravesó el abdomen. La fuerza se le fue desvaneciendo, cayendo en sus rodillas. El asesino sacó la espada del cuerpo del chico, dañándolo aún más de lo que estaba. Con la poca energía que le quedaba, Nogard se dio vuelta, viendo al prisionero arquero muerto. En frente de él se ubicaba el criminal que había ideado el plan:

Prisionero 14: Con la espada en la mano.Dieron un verdadero espectáculo debo decir. No pensé que pudieran derrotar a nuestro gigante.

El juicio de los dioses, una práctica muy usada por la humanidad actual. El mundo está dirigido por un grupo de deidades quienes se encargan de controlar la paz. Por este motivo se creó este espectáculo. Toda persona que comete un crimen más allá de la compresión humana, son puestas a disposición de las propias divinidades. Estos deciden si aquellas personas son aptas para volver a vivir, sometiéndolas a diferentes pruebas. Lamentablemente nadie ha logrado pasar exitosamente este juicio:

Prisionero 14: Mira fijamente a Nogard. Sabes chico, siempre nos hacemos pasar por uno de los participantes, para darles pistas. Esto tiene un fin, hacer la lucha más entretenida de observar. Ustedes no son más que las lacras de la sociedad, quienes no son ni querrán ser amados por nadie. Si los dejamos ir, contaminarán la humanidad que tanto nos hemos esforzado en forjar. Comienza a sonreír. Nunca tuvieron oportunidad de pasar el juicio.

Nogard: Intenta balbucear. Ca….Ca…..el…..eli

Prisionero 14: Se da vuelta. Mi trabajo está finalizado. Chico, has fallado en el juicio. ¿Tu condena?. La muerte. Comienza a caminar

Nogard observa como el hombre que se hacía pasar por criminal desaparece de pronto. Ya nada podía hacer. Los parpados le pesaban y el frío se apoderó de su cuerpo. En su mente estaba su dulce hermanita, la que nunca volvería a ver. No pasó mucho tiempo para que la vida de Nogard desapareciera completamente.

Cero personas han superado con éxito la sentencia que los dioses dan, la cual trata verdaderamente de un matadero por diversión. Es la peor condena que podrían darte en tu vida, una donde te dan esperanza que no existe, el famoso juicio de los dioses.

FIN JUICIO DE LOS DIOSES
avatar
incesTales
Ninja
Ninja

Lector
Masculino Mensajes : 286
Fecha de inscripción : 14/04/2012
Edad : 26
Localización : Concepción

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: "El juicio de los dioses" One-shot

Mensaje por Antihero el Vie Mayo 25, 2012 6:10 pm

Asi que tu tambien lo hiciste xD, que bien.

Me gusta la historia, el final te deja sin esperanzas Sad

Pero es bueno y original, que mas puedo decir etto....Bien hecho nakama Wink
avatar
Antihero
Sayayin
Sayayin

Lector
Masculino Mensajes : 454
Fecha de inscripción : 30/04/2012
Edad : 23
Localización : Argentina

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

"El juicio de los dioses"

Mensaje por akirai el Vie Mayo 25, 2012 8:48 pm

Me Gusto Mucho Tu One-shot xD^^
avatar
akirai
Caballero
Caballero

Femenino Mensajes : 101
Fecha de inscripción : 08/04/2012
Edad : 21
Localización : Chile xD/Santiago

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

mojojojojj

Mensaje por alcoserada el Lun Mayo 28, 2012 11:59 am

te voy a eliminar tales, como asi que dejas ese final
avatar
alcoserada
Angelus
Angelus

Escritor
Masculino Mensajes : 831
Fecha de inscripción : 14/04/2012
Localización : becerril-cesar-colombia

Hoja de personaje
vida:
215/215  (215/215)
mana:
165/165  (165/165)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: "El juicio de los dioses" One-shot

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.