paginas de interes
Galería Manga
Últimos temas
» Miedo Rojo (One-Shot)
Lun Sep 08, 2014 12:45 pm por Haruna-Neko

» Me gustaría saber sobre otros sitios
Mar Jul 15, 2014 6:40 am por Latinjack

» WWW. Beggining 1
Mar Jul 15, 2014 4:41 am por Latinjack

» Hola a todos :)
Jue Jul 10, 2014 3:13 pm por raizo

» pagina de mi manga
Miér Jul 09, 2014 12:58 am por Admin

» Pandemonium Capítulo 52- Locura.
Miér Jun 18, 2014 6:02 pm por chicoanime

» Hola Mucho gusto
Miér Mayo 14, 2014 11:42 pm por Admin

» Pandemonium Capítulo 51- Cuando Todo se Tuerce
Miér Abr 23, 2014 10:10 am por chicoanime

» QUISIERA SABES COMO SUBIR MI HISTORIA
Dom Feb 23, 2014 1:15 am por Admin

Enero 2019
LunMarMiérJueVieSábDom
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031   

Calendario Calendario


EL NIÑO DEL TAMBOR- UNA PEQUEÑA HISTORIA DE NAVIDAD

Ir abajo

EL NIÑO DEL TAMBOR- UNA PEQUEÑA HISTORIA DE NAVIDAD

Mensaje por raizo el Sáb Dic 22, 2012 7:04 pm

ESPERO QUE LES GUSTE, REPRODUZCAN LA MÚSICA SEGUIDO Y GRACIAS POR LEER

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

JESUS: ESTOY ACA HIJO NO TE PREOCUPES VINE POR TI NO TE E OLVIDADO
Esta es mi historia y como yo conocí a Jesús, soy todo un hombre pero la mayoría de la gente piensa que soy un niño pero no es así.
La gente me mira por lo raro que soy, soy el niño del tambor, fue el regalo que me regalo mi papa antes que se valla a la guerra, pero bueno todo comenzó en un día tranquilo con un hermoso sol que salía y yo buscaba a Jesús.
Salía yo de un pequeño pueblo yo era pobre y no tenía nada que dar a Jesús pero sé que él me entenderá, saliendo de mi pueblo un anciano me regalo unas mantas y una pequeña fiambre para el largo viaje que realizare en busca de Jesús sé que no será nada fácil encontrarlo porque él es un hombre muy importante pero tengo la certeza que lo encontrare
Anciano- hijo a donde te diriges con ese pequeño tambor-, me dijo preocupado el señor pero lo que no sabía era que iba a ver a Jesús- yo… yo me dirijo a ver a Jesús será un largo viaje pero lo lograre-, le respondí con una fuerte certeza, el anciano me dijo- ten cuidado hijo que es un largo viaje- saco de su manta un poco de comida y me lo dio –ten hijo lo necesitaras más que yo y mucha suerte-, con una sonrisa me despidió- muchas gracias respondí yo- y me dirijo a la salida del pueblo para despedirme de todos, aunque no tengo familia alguna lo único que tengo es este viejo tambor y mi canto, se que te gustara.
empecé yo mi viaje a lo largo de las montañas para encontrarme con Jesús pero no será nada fácil, al rato empezó a llover en los cielos y no sabía a donde ir pero gracias al cielo encontré un pequeño túnel y entre en ello a esperar a que la lluvia se valla, pero era noche y tenía sueño así que me dormí sin ver cuando despertaría, -wau… ya es de mañana- dije yo viendo el cielo claro y un hermoso sol sabiendo que Jesús estaba ahí, pero no me había percatado que en la cueva donde estaba era una cueva donde viva una zorra y sus crías, yo cortes mente le dije- sabes dónde puedo ver a Jesús- y la zorra me respondió- ¿Jesús? Pero él no está acá ya, él ha muerto- no lo podía creer lo que me decía, y me levante y Salí de ahí amargo pero le di las gracias por hospedarme en su casa – muchas gracias- le dije y la zorra me respondió- pero si aún lo quieres ver sigue este camino, si vas de frente lo encontraras, él dijo que volverá- Salí yo siguiendo mi camino y le deje un trozo de carne por su amabilidad y emprendí mi viaje
Yo estaba solo viendo el camino que alguna vez camino Jesús cuando vi a una pobre madre caminando pidiendo algo de comida para ella y su pequeño hijo, que podría hacer yo, yo soy pobre y si le doy mi comida? No tendré para seguir mi viaje, pero al ver a aquel niño se me conmovió el alma y le di mi comida, no me importo nada y me fui corriendo dejándole mi comida delante de la señora, ahora que are yo… pero bueno yo seguí con mi viaje en busca de Jesús y sé que lo encontrare y llegue a un pequeño pueblo donde la gente estaba triste porque había ocurrido algo, pero bueno yo no pregunte nada y me puse a tocar mi pequeño tambor y empecé a cantar componiendo una canción a Jesús, porque tengo que estar preparado para cuando me mire, la gente me veía pasar y empezaron a tirarme unas monedas mientras pasaban y empezó a cantar mientras salía de aquel pueblito y me despedí de algunos animalitos mientras salía-suerte niño del tambor- me decían los animalitos mientras salía de aquel pueblo, en eso vi un pobre anciano en el suelo pidiendo unas limosnas, con el dinero que tenía entre al pueblo y compre unas manzanas y Salí para ver al anciano pero el ya no estaba, pero igual seguí mi camino yo, mi manta, unas cuantas manzanas y mi pequeño tambor avance un largo tramo y vi a una pequeña familia sin nada que ponerse en la noche, me iba a ir de frente pero no me podía negar a darle una manta a una pobre mujer embarazada y le regale mi pequeña manta y seguí mi camino en busca de Jesús sin retroceder, me puse a pensar que cosa le podía decir cuando lo vea, pero aun no sabía que decirle y llego una noche muy fría y encontré un túnel grande y caliente, pase la noche ahí, a la mañana siguiente desperté y un oso muy grande estaba a mi costado durmiendo, -ahora entiendo por qué dormí tan cálido esa noche-, le agradecí al señor oso por su pelaje y por haberme calentado aquella noche y le regale una manzana y seguí mi viaje en busca de Jesús el señor oso me dijo- sigue el camino es un poco lejos pero sé que te estará esperando suerte, camine y camine pasando pueblo tras pueblo mis manzanas se iban agotando y no tenía que comer, en eso encontré un riachuelo donde pasaba unas aguas limpias y tome de esas aguas y me encontré con un siervo muy pálido y decidí regalarle mi última manzana que tenía el siervo agradecido me hiso subir a su lomo y me llevo al camino donde seguro encontrare a Jesús.
Camine y camine y me encontré con un cuervo quien me dijo que Jesús avía muerto y que no lo encontraría, no le hice caso y seguí mi camino seguí avanzando pasando quebradas y ríos y mis zapatos se habían roto y tenía hambre y ya no podía caminar más pero vi hacia atrás y ahí estaba la zorra que me había seguido pero no sé cuándo empezó a seguirme y ahí también encontré a aquella mujer que le regale mi comida estaba siguiéndome y también el señor oso y la pareja de jóvenes que le regale mi manta y a aquel siervo que me ayudo, escuche un sonido fuerte que me decía – tu puedes hijo sigue adelante- pero ya no podía más, no había comido y tampoco podía caminar más pero los animales me daban ánimos cada vez más y más, yo seguí caminando mientras veía como me seguían, me empezó a pesar mi cuerpo y mi pequeño tambor me empezó a pesar pero igual seguí adelante y vi a lo lejos la ciudad una hermosa ciudad, era la gran Jerusalén que veía a lo lejos pero yo ya no podía más y caí al suelo con mucho sueño y cansancio-solo será un momento –dije echándome a dormir, pero cuando desperté estaba en la ciudad, fui a buscar a Jesús, pero él se había ido no estaba ahí, Salí de aquel lugar y me dirijo a un monte donde podía ver todo Jerusalén, me puse a llorar por qué no lo avía encontrado, se hacía cada vez mas de noche y se me acerco un hombre, se sentó a mi costado y me dijo – que pasa hijo- yo le dije-vine a buscar a Jesús pero él no está acá ya- el señor me miro y me dijo –Jesús esta acá en tu corazón-tocando mi pecho, lo mire y era el al hombre que he buscado durante todo mi viaje era Jesús, Jesús me dijo- esperaste mucho- me sonrió tiernamente, yo lo mire y me puse a llorar y lo abrase, era cálido y resplandecía su rostro como el sol – no, yo vine a verte a ti- Jesús me agarro de la mano y me dijo- ya es hora hijo nos esperan arriba- le sonríe y le dije- ¿Quiénes nos esperan?- Jesús me respondió- mi padre me espera y el tuyo también, ahí está tu madre así que vamos llego la hora- le cogí de la mano y le dije- quiero cantarte mientras subimos, acá traje mi pequeño tambor para cantarte a ti- el me sonrió tiernamente y me dijo- canta hijo mío subiremos cuando empieces a cantar.
En eso empecé a cantar y empezamos a ascender a los cielos, los ángeles nos esperaban y un hermoso castillo a lo lejos se podía ver, pero mire abajo y vi mi pequeño cuerpo en el suelo, a lo lejos del camino antes de llegar a Jerusalén pero ya no sufriré mas ahora estaré con Jesús.
avatar
raizo
Caballero
Caballero

Escritor
Masculino Mensajes : 84
Fecha de inscripción : 26/10/2012
Edad : 24
Localización : peru

Ver perfil de usuario http://elorigeninicio.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.